Yogur natural casero
Yogur natural casero  EMMA GARCÍA

Dicen los expertos en tendecias que vuelve la yogurtera. Sí, esas maquinas para hacer yogur casero que se estilaban en las cocinas de los 80 y que fueron desapareciendo con el tiempo, desbancadas por los yogures industriales con infinidad de sabores, tipos de leche y edulcorantes.

Pero, a no ser que tengamos una cocina enorme de película y la imperiosa necesidad de llenarla de pequeños electrodomésticos o que vivamos en Islandia sin calefacción y no haya manera de que los yogueras fermenten a temperatura ambiente, nos parece uno de esos aparatos totalmente prescindibles. Sobre todo después de haber comprobado lo fácil que es hacer yogur casero sin ella.

Solo tenemos que partir de un yogur o fermento comprado y añadir leche. El proceso de fermentación continuará al mezclar estos dos ingredientes y se formará más yogur. Si queremos, podemos añadir un poco de azúcar (unos 20 gramos) o 100 mililitros de nata para hacerlo más cremoso. Pero la receta básica solo necesita leche entera y yogur natural (o algún otro fermento). A partir de ahí podemos ir investigando y probando versiones con otros ingredientes.

Ingredientes

  • 1 litro de leche entera
  • 125 gr. de yogur natural

Preparación

Ponemos la leche en un cazo a fuego medio. Justo cuando veamos que va a romper a hervir (cuando aparezcan las primeras burbujas), apagamos el fuego.

Dejamos templar un poco la leche y añadimos el yogur. Si usamos otros ingredientes como azúcar o nata los añadimos también. Mezclamos bien.

Vertemos la mezcla en 8 tarros de cristal o simplemente en vasos de cocina. Los tapamos con un trapo limpio de forma individual y los dejamos a temperatura ambiente (entre 20-25º) 8-12 horas. Cuanto más tiempo esté fermentando, más ácido será el yogur.

Un buen lugar para dejar los tarros es dentro del horno apagado, donde la temperatura suele ser cálida y estable. Si la temperatura ambiente es muy fría, podemos precalentar el horno 15 minutos, apagarlo y poner los tarros tapados dentro. Lo que hace la yogurtera es mantener una temperatura constante, pero necesita las mismas horas de fermentación.

Receta con Thermomix

Este robot de cocina tienen la receta de yogur casero en su recetario más básico. Si tenemos uno, podemos calentar y mezclar los ingredientes en su propio vaso.

Ponemos en el vaso del Thermomix la leche y el yogur. También azúcar o nata si usamos. Programamos 6 minutos a 50º y velocidad 3.

Vertemos el contenido en los tarros y dejamos fermentar tal como hemos explicado.