El Parlamento británico frena el 'brexit' duro de Johnson y el primer ministro amenaza con elecciones anticipadas

El primer ministro británico, Boris Johnson, en el Parlamento del Reino Unido, en Londres.
El primer ministro británico, Boris Johnson, en el Parlamento del Reino Unido, en Londres.
JESSICA TAYLOR / UK PARLIAMENT / EFE
La Cámara de los Comunes del Reino Unido se rebeló este martes contra el primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, al aprobar que se comience a tramitar una ley que impida una salida sin acuerdo de la Unión Europea.

La Cámara de los Comunes del Reino Unido se rebeló este martes contra el primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, al aprobar que se comience a tramitar una ley que impida una salida sin acuerdo de la Unión Europea.

Por 328 votos a favor y 301 en contra, los diputados arrebataron al Gobierno el control de la agenda parlamentaria para debatir a partir de este miércoles, por un procedimiento de urgencia, una legislación que fuerce a Johnson a solicitar una prórroga del brexit si no se alcanza un pacto antes del 31 de octubre, informa Efe.

Tras la derrota, Johnson anunció que presentará una moción para que el Parlamento decida si se convocan elecciones generales anticipadas en caso de que se apruebe una ley que vete un brexit duro.

"Yo no quiero unas elecciones, pero si los diputados votan mañana para forzar otro retraso inútil del brexit, entonces ese será el único modo de resolver esto", afirmó Johnson después de que los diputados arrebataran al Gobierno el control de la agenda parlamentaria.

El Ejecutivo necesita el respaldo de dos tercios de la Cámara de los Comunes para llamar a las urnas, por lo que es imprescindible que presente una moción y una parte de la oposición otorgue su visto bueno a unos comicios.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, avanzó que está dispuesto a competir en las urnas con Johnson, pero que antes de respaldar unas elecciones debe aprobarse la ley para bloquear la posibilidad de un brexit sin acuerdo.

Johnson quiere negociar un nuevo acuerdo con Bruselas, pero asegura que romperá los lazos con el bloque comunitario en la fecha prevista, el 31 de octubre, aunque no haya formalizado un acuerdo para entonces.

El jefe de Gobierno considera que si los diputados bloquean la posibilidad de un brexit duro, un escenario que puede dañar tanto al Reino Unido como a la UE, se quedará sin bazas negociadoras para tratar de arrancar nuevas concesiones a los 27 socios comunitarios restantes.

Rebelión y purga en el Partido Conservador

En la votación de este martes por la noche, 21 diputados conservadores se aliaron con la oposición para derrotar a su propio primer ministro, que horas antes ya había perdido la mayoría en la Cámara Baja.

El diputado tory Phillip Lee se cambió de bancada durante el debate y anunció mediante un comunicado su paso al Partido Liberal Demócrata como protesta por la dura postura del primer ministro sobre la salida de la UE.

La cúpula del Partido Conservador ya ha confirmado que expulsará a los 21 diputados tories que se alinearon con la oposición para limitar el margen de actuación del Gobierno en el proceso del brexit, entre ellos, el exministro de Finanzas Philip Hammond y Nicholas Soames, nieto de Winston Churchill, informa Europa Press.

El partido ya había avisado de que no toleraría esta disidencia interna, que ha terminado por agrandar la derrota del primer ministro en la primera votación parlamentaria a la que se sometía desde su llegada a Downing Street.

Por delante en las encuestas

En caso de que finalmente la batalla parlamentaria desemboque en unas elecciones, la fecha que se baraja para celebrar los comicios es el 15 de octubre, dos días antes del Consejo Europeo, informa Efe.

Según las encuestas, Johnson partiría con ventaja para ganar esos comicios. Un estudio publicado por la firma YouGov la semana pasada sugiere que los conservadores ganarían con el 34% de los votos, los laboristas obtendrían el 22%, el Partido Liberal Demócrata el 17% y el Partido del Brexit el 13%.

Desde que el mandatario conservador llegó al poder, a finales de julio, su partido ha escalado en los sondeos, mientras que los laboristas y los liberal demócratas se han mantenido estables.

Gracias a su mensaje duro sobre la salida de la UE ha recogido votos sobre todo del Partido del Brexit, que apuesta por una ruptura no negociada.

En una eventual campaña electoral, Johnson trataría de convencer al sector de la sociedad británica que en los estudios de opinión muestra señales de agotamiento con el brexit y quiere que los políticos materialicen cuanto antes la salida del bloque comunitario.

Gracias a un mensaje en ese sentido, el Partido del Brexit ganó las elecciones al Parlamento Europeo el pasado mayo con el 31,6% de los votos en el Reino Unido, mientras que los conservadores sufrieron un voto de castigo y sumaron tan solo el 9,1% de los votos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento