Siete muertos en un tiroteo en Texas el mismo día que se relajaban los controles de armas

  • Una de las normas permite a los texanos llevar armas de fuego dentro de iglesias o lugares de culto.
Imágenes de pánico por un tiroteo en Texas.
Imágenes de pánico por un tiroteo en Texas.
AGENCIA ATLAS
Al menos siete personas han sido asesinadas a balazos y al menos otras 19 han resultado heridas en un nuevo tiroteo masivo y múltiple ocurrido este sábado por la tarde en la localidad de Odessa, al oeste del estado de Texas, en Estados Unidos. Un hombre blanco, de unos treinta años, abrió fuego contra la multitud cuando conducía su vehículo y se dio a la fuga. Huyó hacia el interior de la ciudad de Odessa, donde también disparó a varias personas. La Policía consiguió dar con su paradero y acabó con su vida abatiéndole a tiros.

Una serie de leyes estatales que relajan los controles de armas en lugares como escuelas e iglesias entró este domingo en vigor en Texas (EE UU), donde el sábado se registró un tiroteo con siete muertos y 19 heridos, mientras que el presunto autor fue abatido por la policía.

Las ocho leyes fueron aprobadas por el Congreso de Texas entre enero y mayo de este año, indicaron medios de comunicación locales. Una de las normas permite a los texanos llevar armas de fuego dentro de iglesias, sinagogas y otros lugares de culto a menos que el templo lo prohíba expresamente con un cartel.

Hay otra que impide a los distritos escolares imponer restricciones en sus áreas de estacionamiento a la forma en que los titulares de licencias de armas de fuego las guardan en sus vehículos, más allá de que evitar que estén a la vista de todos.

Una de las leyes que afectan a los colegios elimina las limitaciones al número de vigilantes de escuelas que pueden llevar armas de fuego, tanto en centros públicos como privados.

Asimismo, a partir de este domingo en algunos hogares de acogida se podrán guardar armas y municiones, siempre y cuando estén bajo llave.

La legislación también evita que los dueños de casas en alquiler incluyan cláusulas en los contratos que prohíban las armas de fuego a sus inquilinos y invitados, y que las asociaciones de propietarios veten su almacenaje en instalaciones para arrendar.

Por último, este domingo entró en vigor otra ley que permite a los ciudadanos portar armas sin licencia en áreas que hayan sido declaradas en desastre o catastróficas.

Esas ocho normas están desde este domingo en efecto, pese a que en el último mes se han registrado dos grandes tiroteos en Texas.

El pasado 3 de agosto, el estado vivió el mayor atentado contra la comunidad latina en EE UU, con la muerte de 22 personas —ocho de ellas mexicanos— en un tiroteo en El Paso, en la frontera con México, cuyo autor fue detenido.

El último tiroteo

El número de muertos en el tiroteo del sábado en el oeste de Texas (Estados Unidos) ascendió a siete, mientras los heridos son 19, apuntaron medios de comunicación locales, que citaron fuentes policiales.

El Departamento de Policía de Odessa explicó en un comunicado difundido en las últimas horas que los sucesos se iniciaron el sábado a las 15.25 hora local (22.25 hora en la península), cuando los agentes dieron el alto al vehículo en que se trasladaba el sospechoso por una infracción de tráfico entre las poblaciones de Midland y Odessa.

En ese momento, el conductor abrió fuego y se dio a la fuga en dirección al oeste hacia el interior de la ciudad de Odessa, donde disparó de forma indiscriminada contra los viandantes desde su vehículo.

Llegado a un punto el atacante abandonó su vehículo para continuar la huida a bordo de un camión de correos que robó. De allí se dirigió a los multicines Cinergy de Odessa, mientras continuaba disparando contra civiles. Finalmente, la policía lo abatió en la zona de los multicines tras un intercambio de fuego.

El sábado, el jefe de la Policía de Odessa, Michael Gerke, dijo en una rueda de prensa que el sospechoso es un hombre blanco de unos treinta años y que se desconocían sus motivaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento