El cadáver de una persona, varón de 41 años, fue encontrado ayer en el interior de una caseta que contiene en su interior un transformador de electricidad, situado en la Avenida de Elvas, sentido Badajoz, enfrente de la Residencia de Caja Badajoz y Coca Cola, en la capital pacense. El hombre murió, probablemente, electrocutado.

El hombre se encontraba indocumentado

Después de recibir una llamada telefónica, dos radiopatrullas del Cuerpo Nacional de Policía se desplazaron al lugar, pudiendo comprobar la peligrosidad del lugar donde se encontraba el cadáver, protegiendo y acordonando el lugar hasta la llegada de técnicos de la compañía suministradora que cortaron la corriente eléctrica.

Una vez cortado el suministro eléctrico, los funcionarios de Policía Científica que acompañaban a la Comisión Judicial pudieron realizar con seguridad su trabajo, siendo extraído el cadáver por una unidad de bomberos, ordenando la autoridad judicial el levantamiento del mismo y su traslado al servicio de necropsias del Hospital Infanta Cristina de Badajoz.

La persona fallecida se encontraba totalmente indocumentada por lo que en principio se desconocía su identidad, cuestión que fue determinada posteriormente por Policía Científica. El motivo de su presencia en el interior del transformador pudiera deberse a la sustracción de material de cobre, según informó la Delegación del Gobierno en una nota de prensa.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BADAJOZ