Los microplásticos son uno de los residuos que más afectan al medio ambiente. Estas minúsculas partículas que llegan a través de las aguas de desecho son muy contaminantes y difíciles de eliminar. Sin embargo, un adolescente irlandés ha descubierto una manera de combatirlos de forma efectiva y respetuosa con el océano.

Fionn Ferreira, de 18 años, ha ganado el Gran Premio de la Google Science Fair con este proyecto. Este concurso estaba dirigido a jóvenes de entre 13 y 18 años y se centraba en "resolver un problema que fuese importante para ellos mediante el uso de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas".

Tal y como se puede ver en el estudio, la investigación consistía en crear una mezcla de aceite vegetal y magnetita para atrapar los microplásticos suspendidos en el agua. Con estos dos componentes se crea un ferrofluido, un líquido magnético que puede ser retirado con la ayuda de imanes.

Después de más de 1.000 pruebas con diez tipos diferentes de plástico, el irlandés concluyó que este fluido se puede utilizar para eliminar entre el 86,5% y el 88,7% de partículas. Además, es respetuoso con el medio ambiente ya que la magnetita es un 98% recuperable.

Fionn Ferreira ha ganado 50.000 dólares como premio por ganar el concurso, pero el adolescente está centrado en que su descubrimiento pueda usarse a mayor escala, sobre todo en plantas depuradoras por las que pasan estas agua de desecho que contienen microplásticos.