Cartel anunciador de Morat en su concierto de Baeza
Cartel anunciador de Morat en su concierto de Baeza AYUNTAMIENTO DE BAEZA - Archivo

El grupo colombiano Morat prepara un disco más maduro, con toques de rock y en el que esperan incorporar canciones con un mensaje más social, pero sin dejar de cantarle al amor, revelan en una entrevista en Madrid a Agencia Efe, durante su gira por España.

Los músicos agradecen el cariño del público español por ser testigo del inicio de su carrera y de la actual evolución del grupo, conformado por Juan Pablo Isaza, Juan Pablo Villamil y los hermanos Martín y Simón Vargas.

"Viene una nueva música y estamos trabajando para el próximo lanzamiento. La idea es que se sorprendan y que haya cosas nuevas. De manera que, como decíamos, nosotros hemos sentido que vamos evolucionando, pues que también eso se haga evidente en las canciones que vamos sacando", comenta el bajista Simón Vargas.

Aunque aún no hay muchos detalles del nuevo álbum, que sería su tercero y podría lanzarse este otoño, los artistas adelantan que les gustaría tener canciones con un "mensaje más social sin que suene a política", por lo que ellos perciben que están evolucionando y componiendo "diferente".

"Es un poco un tema de empatía y entender que también hay personas o cosas que están pasando, que no es necesariamente lo que uno está viviendo, pero con lo que uno se puede relacionar fácilmente y de alguna manera plasmar eso en una canción", explica Villamil, cantante que también toca el banjo y la guitarra.

La banda, creada en 2015, cuando alcanzó fama con temas como Mi Nuevo Vicio y Cómo te Atreves, ha crecido "un montón" desde entonces, ahora toca "distinto" y con mejor música, asegura Isaza, vocalista y guitarrista.

Isaza también argumenta que una motivación para el grupo es que es "muy importante que los artistas canten sobre muchas cosas que nadie está cantando" y que es problemático que "cada vez haya menos canciones que puedan dedicarse" a otras personas.

En eso coincide su compañero Simón Vargas, quien defiende la idea de escribir sobre el amor, pues en esta época "hace falta" y "hay poca variedad". "Escribir de amor, en cualquier caso, tiene algo muy bonito.

Y es que a mí me sorprende mucho que el amor es un tema que históricamente se ha tratado en un montón de lugares y un montón de momentos, y sin embargo todavía uno puede encontrar cosas realmente originales que se dicen sobre él", explica.

El grupo está en Europa desde finales de julio, donde además de grabar su disco se han presentado en varios festivales, con citas aún pendientes en España, como la de este 30 de agosto en Alcalá (Madrid), el 5 de septiembre en Murcia, el 7 en Bilbao y el 13 en Lucena (Córdoba).

Isaza adjudica su éxito en España, el país en el que ellos consideran que "empezó todo", a que "no hay mucho de lo que sí se encuentra en Latinoamérica", que es música más bailable, que él describe como "latineo", con un sentimiento "guapachoso" (fiestero).

Una prueba de esto ha sido la canción Presiento, que grabaron con Aitana, por lo que no descartan una futura colaboración, aunque tampoco la confirman. Después de terminar su gira ibérica, los colombianos planean una serie de conciertos en México, Centroamérica y otros países de Sudamérica, donde cantarán por primera vez en Paraguay, para luego presentarse otra vez en Madrid el próximo diciembre.

La banda también realizó este año su primera gira por Estados Unidos, algo que el baterista Martín Vargas describe como un "sueño cumplido" para los cuatro y una "locura", por acercarse a tantos latinos y fanáticos que querían escucharlos en un país donde el español no es el idioma principal.