Las comunidades destinan cada vez más dinero y recursos a la sanidad privada

  • Navarra encabeza el ranking de CC AA con mejor sanidad pública; Canarias sigue a la cola.
  • Así lo revela el infome anual de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública.
Quirófano de un hospital del Servicio Andaluz de Salud (SAS).
Quirófano de un hospital del Servicio Andaluz de Salud (SAS).
JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

La diferencia entre los servicios sanitarios públicos que ofrecen las comunidades autónomas en nuestro país es "claramente excesiva y no razonable". Así lo afirmó este miércoles en rueda de prensa el portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), Marciano Sánchez Bayle, al presentar su XVI informe anual. En él además propone como solución a esta diversidad "que todas las comunidades tengan que destinar una cantidad fija a sanidad" dentro de su financiación.

Utilizando datos principalmente de 2018 como gasto per cápita en sanidad, camas, quirófanos y médicos por 1.000 habitantes, listas de espera, gasto farmacéutico, o externalización de servicios, la asociación ha asignado a cada comunidad autónoma una puntuación, que va de un rango máximo de 126 a 31.

Según el documento, Navarra, el País Vasco, Aragón y Asturias son las autonomías que mejor sanidad pública tienen, al contrario que Canarias —que ya suma tres años a la cola del ranking—, Murcia, Andalucía o Cataluña. Concretamente, la situación canaria —según explicó Sánchez Bayle— es "realmente preocupante", ya que registra una distancia de 46 puntos respecto a la primera, Navarra (102 puntos).

Comunidades como la de Madrid o Andalucía han perdido hasta tres puestos debido, en gran parte, a que "el sistema sanitario no está especialmente financiado en esos lugares, donde dedican poco dinero por habitante y año en sanidad, y en otros casos, especialmente en Madrid, a que hay un proceso de privatización muy importante", añade el portavoz de la FADSP.

Pero también hay autonomías que mejoran. Por ejemplo, la Comunidad Valenciana, que "aunque no está muy bien situada, ha pasado del puesto 17 al 13, que es un buen avance". No obstante, sigue estando entre las comunidades con servicios deficientes, igual que Madrid. Con servicios sanitarios regulares están Castilla y León, Castilla-La Mancha, La Rioja y Extremadura.

Más para la privada

Y es que, aunque en los cuatro últimos años se ha producido un "aumento presupuestario" tras los recortes de la crisis, los incrementos han ido dirigidos "de manera casi exclusiva" al crecimiento del gasto farmacéutico (18% entre 2014 y 2018) y a la sanidad privada.

"Cada vez más parte del dinero que las CC AA destinan a Sanidad se dedica al sector privado" y, por ello, los hospitales públicos cada vez tienen "menos recursos". "Estos recortes se han evidenciado en los trabajadores sanitarios, que han sufrido una disminución general aparte de un notable empeoramiento de sus condiciones de trabajo, pero también en el funcionamiento del sistema sanitario, especialmente en lo que respecta a las listas de espera, que han empezado a generalizarse de forma preocupante en Atención Primaria (AP)", critican desde la Defensa de la Sanidad Pública.

Esto ha ocurrido, por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, donde solo el 12% de los ciudadanos dice que cuando pide cita en Atención Primaria se la dan en un periodo de 24 horas, 6,2 puntos porcentuales menos que en 2018. Y es que esta especialidad tiene una demora de seis días de media. "Lo que se está haciendo es expulsar a la gente del sector sanitario público, sobre todo a la que puede permitirse pagar el privado", matiza Sánchez Bayle.

Leve mejora en las listas de espera

No obstante, el informe presentado este miércoles da pie a la esperanza de que se vayan reduciendo progresivamente las listas de espera quirúrgicas y de consultas con especialistas. Ambas han bajado en tan solo un año en Cataluña en 16 y 20 días respectivamente, ya que ahora se sitúan en 132 días la espera quirúrgica y 78 días la consulta con el especialista. Esta disminución se ha notado en todas las autonomías. En Extremadura la reducción experimentada ha sido de 41 y 15 días respectivamente; en Canarias de 30 y 18 días; en Castilla-La Mancha de 26 y 14 o en Murcia de 14 y 11.

Al respecto, Sánchez Bayle ha insistido en que los recortes en Sanidad durante la crisis "todavía no se han recuperado". "Sigue habiendo listas de espera intolerables, y ahora preocupantes en AP. La diferencia entre CC AA es muy elevada. La privatización es el elemento que más ha deteriorado la situación en Madrid. Se sigue evidenciando una gran disparidad en los servicios sanitarios entre las CC AA, que no se reduce, lo que pone en peligro la necesaria cohesión y equidad entre territorios", ha lamentado.

Cambios con los nuevos gobiernos

Sí que es cierto que tras las anteriores elecciones autonómicas se ha producido un "ligero incremento" en los presupuestos, aunque "sigue habiendo" una gran diferencia con los de 2009 y algunos cambios "significativos" en las CC AA en las que ha cambiado el color del gobierno. "Pero conviene tener en cuenta el ajuste de gasto que propone la UE y del cual lo previsible es que una parte significativa recaiga sobre los servicios sanitarios", apunta Sánchez Bayle.

Si se comparan las posiciones entre este informe y el de 2015, lo que evaluaría la evolución durante la pasada legislatura, se observa que entre aquellas autonomías gobernadas por el PP, una mejoró su posición (16%), tres empeoraron (50%) y dos continuaron en la misma. Entre las gobernadas por el PSOE, cuatro mejoraron (44%), dos empeoraron (22%) y tres permanecen igual. Y en las que tuvieron gobiernos nacionalistas, dos mejoraron y una empeoró. "Parece deducirse que la evolución fue mas positiva en las que no tuvieron gobiernos conservadores", argumentó el portavoz de la Federación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento