Ryan Schallenberger. Fiscales del estado de Carolina del Sur (EE.UU.) pidieron hoy ante un tribunal federal una evaluación psicológica para un joven que amenazó con causar una explosión en su escuela para morir, ir al cielo y entonces matar a Jesús.

Tras ser arrestado el pasado 19 de abril Ryan Schallenberger, de 18 años, dijo que quería morir para ir al cielo y allí matar a Jesús, según los fiscales.

Añadieron que esas declaraciones eran una indicación de que el muchacho necesita una evaluación psicológica. "Su conducta es extraña. Es evidente que su comportamiento debe ser evaluado", señaló el fiscal Buddy Bethea ante el juez.

Cadena perpetua

Schallenberger podría ser acusado de conspirar para usar un arma de destrucción masiva, cargo que conlleva cadena perpetua.

El joven fue arrestado después de que sus padres recogieron en el correo un paquete dirigido al muchacho que contenía nitrato de amonio. Al buscar en su habitación encontraron una grabación que Ryan deseaba que se escuchara después de su muerte.

También hallaron un diario en el que el joven comentaba sus experimentos con explosivos.