Piel con piel
Las ventajas de este contacto no solo son para el bebé, también para los padres. GTRES

Al menos 20 bebés se han visto afectados este verano por hipertricosis o 'síndrome del hombre lobo' asociada a la ingesta de fórmulas magistrales elaboradas con omeprazol contaminado por minoxidil, un principio activo para combatir la calvicie. Los pequeños ingirieron este medicamento como tratamiento para el reflujo gástrico que padecían. ¿Pero qué es exactamente?

La hipertricosis es una enfermedad rara y se define como la presencia de pelo excesivo y anormal para la edad, raza o sexo, y que aparece en lugares donde no debería estar presente. Se clasifica en formas hereditarias o adquiridas, y generalizadas o localizadas. Asimismo, puede presentarse de manera aislada (primaria) o asociarse a síndromes y enfermedades adyacentes (secundaria).

Las causas son muy diversas y la fisiopatología continúa siendo un enigma. Puede ser un problema meramente estético o presentarse como un signo de diversas enfermedades, como explica Daniel Asz Sigall en su publicación 'Hipertricosis: sus causas, formas clínicas y manejo'.

¿Por qué aparece?

La hipertricosis puede ser congénita, causada por mutaciones genéticas y con manifestaciones en el momento del nacimiento, o adquirida, asociada a diferentes factores. La primera de ellas es extremadamente inusual, mientras que la segunda es mucho más frecuente y puede estar vinculada a diversas causas, como el consumo de drogas, cáncer o desórdenes alimenticios.

Dentro de la hipertricosis congénita, se encuentra, por ejemplo, la cubital (codos peludos), que consiste en crecimiento excesivo de pelo en forma bilateral y aparece generalmente en la infancia, se desarrolla durante la niñez y se resuelve parcial o completamente en la adolescencia. Otro tipo es la espinal, que consiste en exceso de pelo en la zona de la columna vertebral.

La hipertricosis adquirida puede estar asociada, entre otros, a infecciones -como la tuberculosis o el VIH-, a anormalidades tiroideas o a desnutrición -se ha observado en pacientes con anorexia, marasmo o enfermedad celíaca-.

¿Aparece en todo el cuerpo?

La hipertricosis puede aparecer de forma localizada en una determinada zona del organismo del individuo o generalizada en todo el cuerpo, independientemente de que sea congénita o adquirida.

Un ejemplo de hipertricosis generalizada, en este caso congénita, es el síndrome de Ambras, caracterizada por pelo velloso abundante en cara, orejas y hombros, cuya densidad no disminuye y puede ir asociada a dismorfia facial y dental.

¿Cuál es el tratamiento?

Cuando la hipertricosis es secundaria, esto es, aparece por un factor desencadenante, basta con erradicar dicha causa para eliminar el exceso de pelo. Sin embargo, si es primaria, el tratamiento es muy difícilo y puede constituir un verdadero problema estético y psicosocial. En este segundo caso, las opciones terapéuticas se reducen a maquillar el pelo, decolorarlo, afeitarlo o depilarlo.

Entre los métodos de depilación, son aconsejables aquellos que eliminan de forma permanente el pelo, como las técnicas de láser.

¿A cuánta gente afecta?

No existen datos epidemiológicos de las diferentes formas de hipertricosis. Cuando se trata de la variedad congénita generalizada se ha estimado que afecta a una persona entre cada mil millones. No tiene predilección por raza o género y los patrones de herencia son muy variados.

¿Por qué 'síndrome del hombre lobo'?

La presencia generalizada de pelo en todo el cuerpo en algunos casos de hipertricosis es probablemente el motivo por el que esta enfermedad se conoce como 'síndrome del hombre lobo', y quizá pueda considerarse incluso el origen de la existencia de estas figuras mitológicas

Desde un punto de vista histórico, la hipertricosis se conoce desde hace siglos y las personas con esta afección han sido en muchas ocasiones exhibidos en carpas y circos o incluso en diferentes cortes como entrenimiento de la realeza y la nobleza.