La localidad madrileña de Mataelpino ha vivido este domingo una nueva jornada de sus famosos 'boloencierros'. La cita contaba con novedades en las medidas de seguridad del evento para que no hubiera ningún accidente.

El alcalde de la localidad, Javier de los Nietos, decidió reducir el peso de la bola, que persigue rodando a los participantes, a 30 kilos (antes pesaba 200) y, además, las personas que participasen en el 'boloencierro' debían llevar cascos.

Estas iniciativas se tomaron después de algunos incidentes graves, como el que ocurrió el año pasado, cuando la bola arrolló a un joven de 29 años y tuvo que ser trasladado al hospital La Paz en helicóptero en estado muy grave.

Lo que nadie se esperaba en la cita del domingo es que la bola fuera a impactar contra el alcalde de la localidad. Tras el golpe, el edil ha sido trasladado al hospital por contusiones y algunas heridas leves en el costado y el brazo izquierdo.