Conmemoración de la Festividad de los Mártires de la Libertad 'Los Coloraos'.  El exalcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, rinde este año homenaje a los 22 liberales.
Conmemoración de la Festividad de los Mártires de la Libertad 'Los Coloraos'. El exalcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, rinde este año homenaje a los 22 liberales. RAFAEL GONZÁLEZ EUROPA PRESS

Según recoge el Ayuntamiento de Almería en una nota de prensa, contexto histórico y reflexión política se han enlazado en la discurso del orador, quien durante 13 años presidiera esta ceremonia como alcalde.

Rodríguez-Comendador ha ahondado en que "hoy, como hace 195 años lo hicieron Los Coloraos, nos seguimos levantando contra toda forma de presión, coacción, censura o injerencia legal, política o económica que, ejercida sobre los ciudadanos, pueda socavar nuestros derechos como hombres y mujeres libres".

Por el mismo motivo, ha expresado palabras críticas al asegurar que esta celebración, que "debía suscitar el apoyo sincero y unánime de todos los almerienses", adolece de suficientes puntos de conexión con el tejido social almeriense. "Algo habremos hecho mal cuando esto no es así. Algo habremos hecho mal, cuando hablar de 'Los Coloraos' en Almería es, a día de hoy, más motivo de enfrentamiento que de natural reconocimiento a quienes murieron defendiendo la libertad de la que hoy todos gozamos". Por eso, ha recalcado que "'Coloraos' somos todos los almerienses, porque 'Los Coloraos' no son de nadie, ni representan de modo excluyente a nadie".

Así, ha afirmado que este homenaje "no puede ser una excusa para las banderías, ni la ocasión de volver a caer en una errónea dinámica de bloques enfrentados que, desde el siglo XIX, viene siendo el principal factor limitante del desarrollo político, social y económico de España".

Por eso, ha concluido deseando "que nadie en España vuelva a tener enemigos en su ciudad, en su barrio o en su familia, que todos seamos capaces de excluir la intolerancia y la discordia de nuestra agenda cotidiana y que todos sepamos defender nuestras convicciones con pleno respeto hacia el adversario y hacia las opiniones ajenas o diferentes". "Solo así podremos proyectar con éxito nuestra convivencia hacia el futuro y seguir impulsando el progreso de esta gran ciudad que es Almería", ha defendido.

Tras acabar su oratoria, respondida con un amplio y sincero abanico de aplausos, el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, le ha impuesto el Escudo de Oro de la ciudad, a la vez que ha alabado que "Luis Rogelio es un almeriense ejemplar, distinguido por muchos méritos" que ha resumido en dos, "una vocación humanista enraizada en una larga tradición jurídica familiar y una trayectoria de permanente servicio, desde la política y la administración, a la sociedad almeriense".

Con un acto institucional en un repleto salón de plenos y el emocional frente al monumento, donde se han depositado coronas y rosas rojas, el Ayuntamiento de Almería ha recordado un año más a aquellos 22 liberales que el 24 de agosto de 1824 fueron fusilados en la Rambla de Belén, en su aspiración de recuperar la vigencia de la Constitución de Cádiz frente al absolutismo. Uniformados con casacas rojas murieron en defensa de la libertad, el mismo color que ha predominado durante esta ceremonia.

Entre los asistentes se encontraban el vicepresidente y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía, Juan Marín; la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo; la presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet; el presidente de la Diputación, Javier Aureliano García; la delegada de la Junta en Almería, Maribel Sánchez, y el subdelegado del Gobierno de España en Almería, Manuel de la Fuente.

Consulta aquí más noticias de Almería.