Operación del rey
El rostro del rey emérito, junto a la fachada del hospital Quirón de Madrid. GTRES / GOOGLE STREET VIEW

La clínica Quirón acoge este sábado la intervención quirúrgica cardiaca del rey Juan Carlos, una operación que, según Zarzuela estaba programada desde el pasado mes de junio.

Don Juan Carlos, de 81 años, ingresó el viernes por la noche en el hospital Quirón de Pozuelo de Alarcón, en Madrid, para una operación que se realizará a lo largo de la mañana.

Al término de la misma se emitirá un parte médico con los detalles de la intervención que se practique al anterior jefe del Estado. Será entonces cuando se conozcan los pormenores de esta operación, aunque fuentes médicas apuntan a la implantación de uno o varios bypass.

El encargado de dirigir la intervención es el jefe de servicio de Cirugía Cardiaca del hospital, Alberto Forteza, quien es a la vez jefe del servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, en Madrid.

Desde primera hora de la mañana periodistas y reporteros gráficos esperan a las puertas del hospital, en el que se ha podido ver entrar a algunos representantes de Zarzuela, entre ellos el secretario general de la Casa del Rey, Domingo Martínez Palomo.

No está prevista en principio durante la operación la presencia de algún miembro de la Familia Real.

Al acceder el viernes noche al hospital, el rey saludó a los informadores que esperaban a la entrada y a los que comentó: "Me veréis a la salida".

La necesidad de realizar esta intervención se detectó en la revisión médica periódica a la que se sometió don Juan Carlos en la misma clínica el pasado mes de junio.

Eso no le ha impedido patronear en aguas finlandesas el velero Bribón Movistar, que el 9 de agosto se proclamó vencedor en la división de Clásicos del Campeonato del Mundo de la clase 6 Metros.

Esta operación es la número 17 que se le practica a lo largo de su vida, muchas de ellas de carácter traumatológico.

La última de estas características fue el 7 de abril del año pasado, cuando se le sustituyó la prótesis que se le implantó en la rodilla derecha en 2011.

Tras esa intervención, el pasado mes de marzo se le extirpó de forma preventiva una lesión cutánea en la cara por sobreexposición al sol.

El de este sábado es su primer paso por el quirófano desde que el pasado 2 de junio decidió abandonar sus actividades de carácter oficial.