Turistas hacen cola en los controles del aeropuerto de Palma.
Turistas hacen cola en los controles del aeropuerto de Palma. EUROPA PRESS - Archivo

Los trabajadores de Acciona en el control de pasaportes de la terminal A del aeropuerto de Palma han empezado este sábado a las 00.00 horas una huelga indefinida, tras el rechazo este viernes al acuerdo planteado por la empresa.

Según han informado a Europa Press fuentes de CCOO, "la empresa ha vuelto a no respetar la ley" puesto que Fomento ha decretado el 62 por ciento de servicios mínimos, y acorde al cuadrante de turnos que han mandado desde Acciona Facility Services, "cerca del 90 por ciento de los trabajadores del turno de este sábado tiene que acudir a su puesto de trabajo".

El acuerdo se rechazó este viernes en una votación con 56 votos en contra y 17 a favor. La votación tuvo lugar de 13.30 a 17.00 horas, tras una reunión, este jueves, de varias horas con Acciona Facility Service, adjudicataria de las tareas de control.

En la reunión la empresa accedió a un aumento de 75 euros brutos en la nómina en el caso de los trabajadores que estén contratados 40 horas, entre otras medidas. Planteó también un aumento de otros 75 euros más en los casos de trabajadores que en enero de 2020 cumplan 18 meses de contrato, -algo que afecta a 11 personas- y a pasar el 30 por ciento de los trabajadores temporales a fijos discontinuos el próximo verano.

Por último, Acciona Facility Service se comprometía a cumplir el artículo 64 del Estatuto del Trabajador en lo referente a la información que se debe enviar a los delegados.

El total de trabajadores de los controles de pasaporte ronda el centenar, de los cuales 11 son fijos indefinidos y el resto, discontinuos y temporales.

Se estima que un total de 718.240 viajeros pasarán por los aeropuertos de Baleares en 4.616 vuelos programados para este viernes, sábado y domingo, según los datos provisionales de Aena.

En el comunicado anunciando la convocatoria de huelga, el pasado 13 de agosto, CCOO denunció errores "sistemáticos" en los salarios, presuntos incumplimientos de la normativa de prevención de riesgos y problemas organizativos, entre otros motivos para la protesta.