Agentes de la Policía Nacional, en una imagen de archivo
Agentes de la Policía Nacional, en una imagen de archivo POLICÍA NACIONAL - Archivo

En una nota, ha afirmado que los hechos ocurrieron sobre las 01,30 horas del 22 de agosto cuando la víctima trataba de entrar en un edificio de viviendas ubicado en la calle José Cádiz Salvatierra donde reside una de sus amistades y fue abordado por la espalda por un individuo que le agarró fuertemente del cuello impidiéndole la respiración y la defensa mientras otros dos individuos le arrebataban todo su dinero y objetos de valor.

Acto seguido, emprendieron la carrera dejando a la víctima tendida en el acerado mientras recuperaba lentamente el aliento. El joven pudo recuperarse y cruzar montado en su bicicleta las zonas peatonales del área residencial hasta la cercana Avenida de México en busca de ayuda.

Allí observó al vehículo de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional que se encontraba en la zona dentro del

despliegue especial en zonas de ocio nocturno y alta conflictividad. El ciclista se acercó a los agentes solicitando auxilio y mientras un policía se quedaba junto al chico atendiéndolo y comprobando su estado de salud, el resto de componentes de la unidad se desplegaron en la área hacia la que los autores habían huido.

Pocos minutos más tarde, los agentes localizaron a tres varones, que coincidían "plenamente" con las características y vestimentas de los autores, tratando de ocultarse en la zona de lavado de coches de la Estación de Servicio Juan Holgado. En ese momento, dieron el alto policial a los tres individuos, que emprendieron la carrera por la avenida Rafael Alberti obligando a los policías a continuar supersecución, dos a pie y otros dos en el vehículo policial, hasta que les dieron alcance junto a la Clínica Hospital Serman y fueron reducidos y posteriormente detenidos a pesar de la "fuerte" resistencia "violenta" que presentaron.

Los agentes recuperaron entre las ropas de los detenidos la documentación, tarjetas bancarias, objetos de valor y el dinero perteneciente a la víctima.

Los tres detenidos fueron trasladados a la Comisaría de Jerez como presuntos autores de delitos de robo con violencia con resultado de lesiones y atentado contra agente de la autoridad, ingresando en el área de calabozos. Uno de ellos resultó ser menor de edad, de tan solo 13 años, por lo que fue informada la Fiscalía de Menores y los progenitores del mismo.

Por otro lado, una unidad de la Policía Nacional trasladó a la víctima hasta un centro sanitario para comprobar su estado de salud, comprobándose que sufría una contusión en su zona cervical y tiroidea junto con un alto estado de ansiedad. Una vez atendido, los agentes trasladaron al joven hasta la Comisaría de Jerez, donde se encontrócon sus familiares que ya habían sido alertados de lo ocurrido desde la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano (ODAC).

En cambio, los adultos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial quién decretó su inmediato ingreso en prisión comunicada y sin fianza, quedando el menor a disposición de la Fiscalía de Menores para posibles medidas de corrección.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.