En declaraciones a Europa Press, personal vinculado al municipio ha indicado que se ha optado por utilizar estos camiones para ir llenando el depósito que abastece a los vecinos, "en vez de venir de la captación directamente", para paliar este problema.

En el ejecutivo municipal también aclaran que se irán realizando análisis periódicos de la composición del embalse para controlar la presencia de arsénico, pero la duración de esta medida "es imprevisible".

Esta situación viene repitiéndose durante los últimos cinco veranos a causa de la sequía que caracteriza la zona, de hecho, en el ayuntamiento admiten que la "la llegada de lluvias atajaría el problema".

Consulta aquí más noticias de Ourense.