Así lo ha confirmado el delegado de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, que ha indicado que, por el momento, "no hay ninguna novedad relevante en relación a este asunto".

Balseiro ha recordado que el equipo médico que asiste al menor en el Hula, en función de su "evolución" los próximos días, valorará el momento en que pueda ser trasladado al Hospital de La Paz de Madrid para ser intervenido de un desprendimiento de retina.

"Por lo que respecta a la Xunta, continúa el proceso de tutela y guarda del menor, siempre en interés del mismo", ha explicado el delegado del Gobierno gallego, que ha reconocido que "una de las posibilidades" es que, una vez dado de alta, el bebé sea dado a una familia de acogida.

Por lo demás, este viernes continúan las labores de limpieza en el edificio donde vivía la familia, en el número 23 de la calle Irmáns Carro. El concejal de Medio Ambiente, Álvaro Santos, apuntó este jueves que se había retirado más de una tonelada y media de basura de la vivienda y que se iba a proceder a la desinfección de todo el edificio.

Los padres del menor están siendo investigados por un delito de malos tratos por el Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, que les tomó declaración el martes y los dejó en libertad, aunque con la prohibición de aproximarse, comunicarse o visitar al bebé.

Consulta aquí más noticias de Lugo.