¿Qué es la tularemia?: Síntomas, prevención y tratamiento

Ejemplar de topillo campesino royendo una rama.
Ejemplar de topillo campesino royendo una rama.
FRANJA / FLICKR

La tularemia, también conocida como fiebre de las liebres, es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Francisella tularensis, que son parásitos resistentes al frío y a la lejía, aunque son sensibles a ciertos detergentes.

La enfermedad suele manifestarse sobre todo en roedores, y puede ocasionar epidemias o brotes de esta enfermedad debido a su virulencia y facilidad de contagio, como ha ocurrido en Palencia, dónde hay 28 casos de contagio entre julio y agosto, y 31 en estudio.

Según un informe de la Red de Vigilancia de Epidemiología de la Junta de Castilla y león, es uno de los patógenos más infecciosos "conocidos en la medicina humana". También advierten que la presencia de bacterias para un posible contagio en humanos es extremadamente baja.

¿Cómo se transmite?

La transmisión puede darse de varias formas, aunque el contacto directo con el animal infectado, ya esté vivo o muerto, es la más frecuente.

También puede contraerse la enfermedad por ingestión de agua contaminada por animales muertos o por su orina o heces y por inhalación de polvo de tierra, granos o heno que estén infectados por animales enfermos.

Según el Servicio de Salud de la Junta de Castilla y León (Saycyl), no hay tranmisión directa entre personas, "por lo que los enfermos de tularemia no requieren ningún tipo de aislamiento para prevenir un hipotético contagio de la enfermedad".

¿Cuáles son los síntomas?

Las personas afectadas pueden experimentar varios síntomas, desde la fiebre hasta dolor en las articulaciones y músculos. Otros síntomas son: malestar general y debilidad progresiva, escalofríos, priapismo, dolores de cabeza, diarrea, tos seca, e inflamación de los ganglios.

¿Y el tratamiento?

Según la Clínica Mayo, al ser una enfermedad "estacional y poco frecuente", el diagnóstico suele ser difícil, pero puede tratarse. Lo más común es tratar esta enfermedad con antibióticos como la estreptomicina o la gentamicina. En ocasiones puede originar otros problemas de salud como la meningitis o la neumonía, que serán tratadas con la medicación debida, según explica la Clínica Mayo en su página web.

¿Cómo se puede prevenir?

La Junta de Castilla y León incluye en su informe sobre esta enfermedad infecciosa algunas medidas preventivas, como informar a la población sobre las características, forma de transmisión y medidas de prevención de la enfermedad, sobre todo a grupos con mayor riesgo de contagiarse como los pescadores o ganaderos.

También recomiendan utilizar guantes y mascarillas, por si se entra en contacto con animales infectados, además de utilizar ropa adecuada y repelentes para evitar picaduras de insectos que hayan podido estar en contacto con animales con tularemia. Por último, la Junta recomienda acudir al médico si aparecen los síntomas descritos anteriormente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento