Según han informado la Federación de Veïnats de sa Ciutat de Palma y la Asociación de Vecinos de Ses Cases Noves del Coll d'en Rabassa, los vecinos han celebrado que el Ayuntamiento de Palma haya decidido "afrontar y solventar el problema de degradación" que estaba sufriendo el paseo de Cala Gamba.

"Este paseo se ha ido deteriorando y poniendo en peligro a los viandantes a causa de la confrontación competencial que mantenían Cort y Demarcación de Costas sobre quién se hacía cargo de ejecutar las obras de remodelación y adecuación del paseo", han apuntado.

El presidente de la Federación de Veïnats de sa Ciutat de Palma, Miquel Obrador, ha lamentado que "al final, el Ayuntamiento de Palma va a arreglar el paseo pero a un coste extraordinario que tendremos que abonar todos los palmesanos".

Por su parte, la Asociación de Vecinos de ses Cases Noves del Coll d'en Rabassa también se ha mostrado satisfecha por el anuncio de Cort aunque sí ha remarcado que fueron ellos quienes denunciaron "esta situación de degradación" y que "no se les ha hecho caso hasta la fecha".