Dentro de una ronda de contactos iniciales con distintos alcaldes de la Comunidad foral en cuyos municipios el Gobierno prevé acometer actuaciones urbanísticas, el consejero José Mª Aierdi ha tomado la iniciativa de reunirse en primer lugar con el alcalde de Tudela, a quien le solicitó un encuentro que ambos representantes institucionales han mantenido este jueves en la Casa Consistorial de la ciudad del Ebro, según ha informado el Gobierno.

Durante el encuentro, Aierdi le ha trasladado al alcalde Alejandro Toquero algunas de las prioridades que se marca el Departamento de Vivienda y Ordenación del Territorio para regenerar entornos urbanos degradados, empezando por distintos barrios de la capital de la Ribera y, dentro de esa estrategia, la relevancia y las potencialidades que encierra el convenio de colaboración urbanística que el Gobierno de Navarra firmó con el Ayuntamiento de Tudela en mayo de pasado año 2018, y del que han derivado ya el desarrollo de distintos proyectos arquitectónicos.

COMISIÓN DE SEGUIMIENTO EN SEPTIEMBRE

En este sentido, el consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda le ha propuesto al alcalde tudelano que, sin más demora, el próximo mes de septiembre se pueda reunir ya la comisión de seguimiento prevista en este convenio -que integra a Gobierno, Ayuntamiento y Nasuvinsa- para poder aprobar la correspondiente licencia municipal y dar así el pistoletazo de salida a las obras de rehabilitación y regeneración de todo el espacio urbano que rodea al antiguo Horno de Coscolín y su conexión con el resto del Casco Histórico.

Este proyecto, impulsado desde hace año y medio por la sociedad pública Nasuvinsa y de la que el propio Aierdi ha sido director gerente hasta su reciente nombramiento como consejero, era una asignatura pendiente en la capital ribera desde hace 20 años, ha expuesto el Ejecutivo.

En la reunión de trabajo que ambos han mantenido esta mañana, Aierdi ha informado a Toquero sobre el proyecto de ejecución que ha terminado ya de elaborar el estudio local Blasco Esparza Arquitectos, que contempla la completa reurbanización y la promoción pública de 25 viviendas de compraventa y alquiler en el ámbito del Horno de Coscolín. Se trata de "una ambiciosa intervención urbanística que recuperará para la ciudad de Tudela este histórico emplazamiento, que abarca un millar de metros cuadrados de espacio público y que servirá de palanca para la rehabilitación y regeneración urbana del Casco Antiguo, junto a la Plaza Vieja y la propia Casa Consistorial", ha añadido el Gobierno.

Asimismo, el consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda del Gobierno foral le ha propuesto al alcalde retomar la colaboración institucional entre Gobierno y Ayuntamiento para reactivar otros proyectos urbanísticos conjuntos como la rehabilitación energética integral del barrio de Lourdes y otros enclaves degradados de la capital ribera, la promoción de 15 VPO de alquiler que la sociedad pública Nasuvinsa impulsa en el polígono de Azucarera -cuyos trámites iniciales están pendientes del visto bueno del Consistorio tudelano- y el impulso en la Ribera a la Bolsa de Alquiler, el programa destinado a movilizar en régimen de arrendamiento protegido pisos vacíos cedidos por sus propietarios particulares.

???????

Consulta aquí más noticias de Navarra.