De forma previa, Grande-Marlaska ha presidido en San Sebastián la constitución del Centro de Coordinación Operativo (CECOR), para contribuir a garantizar la seguridad de la cumbre y el "desarrollo pacífico" de la contracumbre.

En el transcurso del encuentro, el responsable español de Interior ha asegurado que 2.810 efectivos de que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (CyFSE) están "preparados para garantizar la seguridad y los derechos y libertades de los ciudadanos" durante la cumbre del G7 y ha asegurado que "no hay ninguna improvisación".

En la reunión en la capital vizcaína han participado también la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, y los delegados del Gobierno en el País Vasco y Navarra, Jesús Loza y José Luis Arasti, respectivamente, así como el viceconsejero de Seguridad del Gobierno Vasco, Josu Zubiaga.

Asimismo, han asistido el subdelegado del Gobierno en Gipuzkoa, Guillermo Echenique, responsables de la DGT y altos mandos de Policía Nacional, Guardia Civil, Ertzaintza, Policía Foral de Navarra y Policía Local, entre otros. La representación francesa ha corrido a cargo del cónsul General en Bayona y el subprefecto de la misma ciudad vasco francesa.

Durante su visita al País Vasco, Fernando Grande-Marlaska ha supervisado también el control de seguridad de la Policía Nacional en el Puente de Behobia. Además, ha podido comprobar el dispositivo de seguridad de la Guardia Civil desplegado en el embarcadero de Hondarribia y ha hecho un breve recorrido a bordo de una patrullera de la Guardia Civil.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.