Así lo ha avanzado en rueda de prensa el alcalde, Abel Caballero, quien se ha referido a la transformación del Barrio do Cura como una de "las grandes actuaciones urbanísticas" que se van a desarrollar en la ciudad.

Esta actuación permitirá reordenar el tráfico en el entorno, crear zonas verdes, unas 850 plazas de aparcamiento y viviendas (de las que un 30 por ciento serán de protección). Además, se conservará la fachada de la capilla del antiguo asilo de Pi y Margall.

Esta modificación urbanística será aprobada en el Consello de la Gerencia la próxima semana y en el pleno del 4 de septiembre. A partir de ahí, se abrirá un plazo de 2 meses de información pública y la petición de informes sectoriales, antes de la aprobación definitiva.

Por otra parte, el alcalde también ha adelantado que en ese pleno se aprobará la ordenación provisional del ámbito de Cruceiro, una zona de uso terciario en las inmediaciones de la Avenida de Europa y Alcabre.

Los promotores deben presentar el borrador del proyecto y el documento estratégico, ha señalado Abel Caballero, quien ha justificado que "hay razones de interés general" para llevar adelante esta ordenación. Ese ámbito contará también con zonas verdes.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.