La NASA ha informado de que ningún asteroide conocido plantea un riesgo significativo de impacto con la tierra en los próximos 100 años.

Diferentes medios se han hecho eco del acercamiento del asteroide 99942 Apophis, apodado "Dios del Caos", que pasará rozando la Tierra en 10 años.

El asteroide mide 340 metros de ancho y pasará a "solo" 30.500 kilómetros de la superficie de la tierra. Apophis es uno de los asteroides más grandes que pasa tan cerca de la superficie terrestre y una colisión con el planeta tiene el potencial de ser devastadora para toda la vida en la Tierra.

El periódico británico The Express ha publicado que la NASA ha comenzado preparativos para este evento, y está atenta a cambios en su trayectoria que pueda aumentar el riesgo de impacto futuro contra la Tierra.

Apophis, dios del Caos

El asteroide recibe su nombre del antiguo dios egipcio Apofis o Apep, que encarnaba las fuerzas del caos y del mal. Según su mitología, esta deidad, que habitaba el Duat (inframundo) adoptaba la forma de una serpiente para atacar la barca de Ra, dios del sol, cuya travesía representaba el ciclo solar.

Así, se creía que el rojo del crepúsculo era el resultado de la sangre de Apofis, herida cada día en esta batalla; sin embargo, el Dios del Caos era indestructible e inmortal, y se reponía de todos los daños, ya que para los egipcios el concepto del mal era necesario para la existencia del bien.

Apep era, además, responsabilizado de los eclipses solares.

Otros asteroides 'peligrosos'

Por el momento, la NASA informa en su página web de que el mayor riesgo de impacto para un asteroide conocido es de 1 entre 714, para el cuerpo FD 2009 en el año 2185, lo que supone que la probabilidad es menor al 0,2%. La tabla de riesgos de impacto Centinela, que mantiene el Centro de Estudios NEO del laboratorio de Propulsión a Chorro, se actualiza continuamente a medida que se descubren nuevos asteroides y se observan más asteroides conocidos.

Un asteroide que la NASA está estudiando de cerca, llamado Bennu, tiene una probabilidad de 1/2.700 de impactar contra la Tierra entre 2175 y 2195. la nave espacial OSIRIS-REx completará una investigación de 2 años de Bennu antes de extraer una muestra de material de asteroide de su superficie y devolverlo a la Tierra. Además de recolectar una muestra, OSIRIS-REx también estudiará cómo la luz absorbida por el Sol y re-irradiada por Bennu afecta su órbita, y en consecuencia, cómo esa órbita podría volverse más peligrosa para la tierra.