Fotografía del Dolmen de Guadalperal.
Fotografía del Dolmen de Guadalperal. RUBÉN ORTEGA MARTÍN

Un monumento megalítico que data de entre el III milenio y el II milenio a.C. que estaba surmergido en el embalse de Valdecañas, cercano al municipio cacereño de Peraleda de la Mata,  ha quedado totalmente descubierto debido a la sequía que sufre la zona en los últimos meses.

La construcción prehistórica es un dolmen y fue descubierta en 1925, cuando Hugo Obermaier, un sacerdote y arqueólogo alemán, identificó las piedras como un elemento histórico de valor, según cuenta Ángel Castaño, presidente de la asociación Raíces de Peraleda, en una entrevista exclusiva para 20minutos.es.

En 1963 se procedió a la creación del pantano de Valdecañas, por lo que las piedras quedaron sumergidas. Varias décadas después, los vecinos han vuelto a ver el momento funerario por completo.

Castaño insiste en la necesidad de conservar el dolmen. "Ahora que está totalmente descubierto y seco, deberían retirarlo para poder conservarlo. En poco tiempo, volverá a subir el agua y se deteriorará más aún", comenta.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.