Chalecos amarillos
Un activista del movimiento de los "Chalecos Amarillos" arroja un proyectil a la policía antidisturbios durante una manifestación de los sindicatos galos y de este movimiento para conmemorar el Día Internacional de los Trabajadores, en París (Francia). EFE

La cumbre del G-7, que reúne este fin de semana en Biarritz (Francia) a los líderes de las 7 potencias mayores del mundo (y a la que este año acude en calidad de invitado el presidente español en funciones, Pedro Sánchez) ha llevado a grupos españoles y franceses a anunciar que intentarán "bloqueos masivos" en las principales vías de transporte de la frontera.

Si la invitación a Sánchez por parte de su homólogo francés, Emmanuel Macron, para asistir al G-7 da cuenta de las relaciones entre ambos países, esa colaboración también se verá en la respuesta de los grupos antisistema españoles que, unidos a los conocidos como 'gilets jeunes' (chalecos amarillos) se han coaligado para tratar de cortar carreteras, aeropuertos y estaciones de tren.

Las "acciones de bloqueo", según han difundido varios grupos españoles y franceses, se llevarán a cabo hasta el 25 de agosto. Comprenderán desde acciones en peajes y carreteras hasta cortes en el ferrocarril TGV y el aeropuerto de esta localidad conocido como País Vasco francés, donde tendrá lugar la cumbre de mandatarios (entre ellos, el presidente norteamericano Donald Trump) entre el 24 y 26 de agosto.

Los principales intentos de bloqueo serán en las autopistas y afectarán a carreteras como la A-63, que une Burdeos con la frontera española en Irún/Biriatou. También afectarán a vías principales de las comunas francesas de Urruña, san Juan de la Cruz, Anglet, Bayona o Biriatu, entre ellas la carretera de peaje, según mencionan los colectivos antifascistas en los comunicados difundidos por redes sociales.

los 'gilets jeunes' también han convocado asambleas para el medio día del domingo 25 para protestar contra la prohibición de las manifestaciones en las fechas en las que estarán reunidos los líderes mundiales por parte del Ejecutivo francés. las localizaciones escogidas son principales puntos de Biarritz, Anglet y Bayona.

El G-7 reúne a las principales potencias del mundo (Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y Japón), aunque en esta edición también participará Pedro Sánchez, el 25 de agosto, invitado por Macron. Allí debatirán las principales cuestiones de orden mundial.

"Macroacampada"

Así mismo, los 'chalecos amarillos' han organizado una "macroacampada" en la antigua colonia vacacional de Nestlé en Urruña. desde allí, llamarán a la movilización porque, según explican en el espacio web dedicado a la acampada ('gjg7contresommet.wixsite.com') "este no es el mundo que queremos" y "las soluciones no vendrán de la mano de políticas al servicio del 1% más rico".

En su campamento habrá conferencias, asambleas, bar, talleres y charlas con la idea de crear un "pueblo" de 'chalecos amarillos' durante la cumbre del G-7, como si de una cumbre paralela se tratase.