Una nota informativa, en la sección de carnes procesadas en un supermercado de Ciudad del Cabo (Sudáfrica)
Una nota informativa, en la sección de carnes procesadas en un supermercado de Ciudad del Cabo (Sudáfrica). EFE

El brote de listeriosis detectado en Andalucía sigue en aumento con decenas de pacientes afectados por ingerir carne de la marca La Mechá. La infección ha llevado a las autoridades a decretar la alerta sanitaria nacional el pasado 16 de agosto.

El caso más grave ha sido el de una mujer de 90 años, que falleció en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla tras haber consumido este tipo de carne.

A pesar de la gravedad de este brote de listeriosis, el caso de más grave de la historia superó al que se está viviendo en España.

El fin del dicho se declaró en septiembre de 2018 en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), cuando el ministro de Sanidad, Aaron Motsoaledi comunicó que la infección había provocado la muerte de al menos 204 personas, según informó la Agencia Efe.

Esta comunicación se produjo cuando no se detectó ningún caso de listeriosis en un período de tres meses.

El Ministerio de Sanidad sudafricano responsabilizó a fábricas de carne procesada de provocar dicho brote, sobretodo a la empresa Tiger, situada en el noreste del país.

En consecuencia, 12.000 toneladas de carne fueron retiradas y destruidas. Además, los inspectores llegaron a identificar 157 fábricas con presencia de la bacteria de la listeria en carne procesada.

No obstante, el ministro señaló que, pese a los esfuerzos de los investigadores, nunca se pudo determinar con exactitud cómo llegó la bacteria a las fábricas ni cómo pudo expandirse.