Dos de los acusados de la violación grupal en Bilbao
Dos de los acusados de la violación grupal en Bilbao salen del Palacio de Justicia de Bilbao. EUROPA PRESS

Los tres investigados que han pasado este miércoles por una rueda de reconocimiento por la violación grupal en Bilbao, y que han sido identificados por la víctima, siguen por el momento en libertad, han confirmado fuentes judiciales.

A pesar de que la joven ha identificado a los tres, en un principio la jueza ha dejado en libertad a dos de ellos ya que, según las fuentes, hay imágenes de vídeo que les sitúan en otro lugar de Bilbao en el momento de la agresión sexual, que se produjo el pasado 1 de agosto en el parque de Etxebarria.

Con respecto al tercer investigado e identificado, la decisión de que siguiera en libertad ha sido adoptada por la jueza más tarde después de reunirse con el representante de la Fiscalía y el abogado defensor. Las fuentes han aclarado que la jueza ha decidido no enviarle a prisión porque, como ha argumentado la defensa, este martes la víctima identificó erróneamente a otro de los investigados y hoy podía haber ocurrido lo mismo.

Este pasado martes se celebró otra rueda de reconocimiento en la que estaban presentes otros dos investigados. La víctima aseguró que uno de ellos era uno de los agresores pero identificó como tal a uno de los figurantes, por lo que su testimonio fue erróneo. De estos dos, uno está en libertad con cargos y el otro en prisión, ya que tenía arañazos en la espalda que supuestamente le habría producido la víctima defendiéndose de la agresión sexual grupal, según declaró la joven.

Hoy miércoles se han llevado a cabo otras dos ruedas de reconocimiento. En una de ellas estaban dos de los investigados y cuatro figurantes y en la otra el otro investigado y cinco figurantes. En este caso la joven sí ha identificado como sus agresores a los tres acusados. No obstante, la jueza ha decidido que los tres sigan en libertad porque entiende que puede haber dudas sobre la identificación y porque los tres tienen medidas cautelares y comparecen diariamente en el juzgado.

El sexto acusado por esta agresión sexual, que permanece en prisión, no ha pasado por este trámite judicial solicitado por la Fiscalía, ya que fue el único claramente identificado por la víctima ante la Ertzaintza por un tatuaje de un búho muy visible en su cuello. Además de las ruedas de reconocimiento, la jueza está a la espera de recibir los resultados de las pruebas de ADN practicadas a los detenidos y los informes del Instituto de Toxicología.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.