Además, esta orden viene acompañada de dos novedades. La primera consiste en incluir un programa específico para atender a las personas sin hogar y la segunda pasa por la ampliación del periodo para llevar a cabo las diferentes actuaciones de 16 a 20 meses, para que las entidades consigan "más seguridad y continuidad", según ha explicado la Xunta este miércoles en un comunicado.

El objetivo de esta medida es financiar las acciones a través de las que se adquiera formación básica o laboral adaptada a los destinatarios, actuaciones de mediación intercultural o de carácter residencial, así como programas de educación y apoyo familiar y obras de mejora en los centros de inclusión y emergencia social.

Para todo ello, la línea de ayudas destinará 1,7 millones de euros a la inclusión social de personas en situación o riesgo de exclusión; 1,6 millones a programas de educación y apoyo familiar para la inclusión de menores; 811 mil euros para la inserción de la comunidad gitana y se dirigirá la misma cantidad a las personas sin hogar. Igualmente, 661 mil euros han sido asignados para llevar a cabo programas de inclusión de la población inmigrante.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.