El archipiélago tendrá de nuevo calor y podrán superar los 35ºC en Lanzarote, Fuerteventura y en las medianías del resto de las islas. Además no se esperan precipitaciones, salvo este jueves algunas débiles en el norte de las islas más montañosas.

"La situación no ayuda. Es de prever que el riesgo de incendios vuelva a aumentar el jueves y, especialmente desde el viernes, no solo en Canarias sino en el conjunto de España y se prevé riesgo extremo", ha concluido.

En cuanto a las precipitaciones torrenciales o muy intensas que se producen "normalmente en otoño" se han adelantado este año a los meses de verano después de que un temporal de lluvias intensas dejara este martes la mayor cantidad de precipitación registrada en 160 años en Alicante, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Según ha explicado el portavoz de la AEMET este episodio de lluvias dejó este martes precipitaciones muy intensas especialmente Alicante, pero también en el sur de Valencia y Murcia. Así, entre la media noche y las 9.00 horas se han recogido 141 litros por metro cuadrado en Pego (Alicante); 124 litros por metro cuadrado en Rojales (Alicante) y 86,8 litros por metro cuadrado en Alicante, principalmente hasta las 08.00 horas.

Del Campo ha confirmado que estos datos sitúan al día pluviométrico del 20 de agosto -desde las 09.00 horas del día 20 a las 09.00 horas del día 21 en verano- como "el día más lluvioso durante los meses de verano desde que hay registros en Alicante", lo que significa que "nunca antes" en verano ha llovido tanto allí en 160 años, ya que se recogen datos en esa provincia desde 1859.

Además, para superar el récord anterior de día más lluvioso del verano habría que remontarse al 8 de agosto de 1945, cuando cayeron 82,4 litros por metro cuadrado. No obstante, la precipitación máxima en Alicante se registró el 30 de septiembre de 1997, cuando cayeron 270 litros por metro cuadrado.

El portavoz ha explicado que la situación se debe a una lengua de aire frío que atraviesa la Península de este a oeste que se junta con la configuración actual de la atmósfera, lo que favorece la formación de nubes de tormenta que con ese aire frío deja importantes cantidades de precipitación.

Del Campo ha indicado que este miércoles por la tarde continuará la situación inestable y ha pronosticado tormentas "bien repartidas" que afectarán al sur de Castilla y León, Madrid, Castilla-La Mancha, sur de Aragón, Comunidad Valenciana, norte de Murcia y este de Andalucía.

Sin embargo, donde serán más generalizadas es en el sur de Aragón, en Teruel, donde hay aviso de riesgo importante (naranja) así como en el noreste de Castilla-La Mancha y noroeste de la Comunidad Valenciana.

En cuanto a la cantidad prevista, prevé más de 30 litros por metro cuadrado en una hora con rachas de viento "muy fuertes" de más de 70 a 80 kilómetros por hora durante la tormenta y podrían ir acompañadas de granizo.

En otros puntos se pueden acumular más de 15 a 20 litros por metro en una hora y dejar rachas de viento muy fuertes y el portavoz de la AEMET no descarta que en las zonas con aviso amarillo (riesgo) se produzca alguna tormenta local más intensa de lo previsto. Al mismo tiempo, las temperaturas bajarán esta tarde por el sureste y subirán por el norte.

El jueves, la vaguada que atraviesa la Península se retira y se dirigirá hacia Europa de modo que espera una estabilización del tiempo. Durante la próxima madrugada en el sur de Cataluña y en el norte de la Comunidad Valenciana podría haber lluvias intensa, sobre todo en el sur de Cataluña, aunque la tendencia a la estabilización se irá confirmando y la jornada estará marcada por la estabilidad y las temperaturas en ascenso que pasarán de 35 grados centígrados en el suroeste de la Península, en Orense y en el norte de Gerona.

En el resto, las temperaturas en la meseta norte alcanzarán 32 grados centígrados; en Madrid y Galicia, 34 grados centígrados; en Orense alcanzarán 35 grados centígrados. En los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir se llegará hasta los 38 grados centígrados.

El portavoz ha adelantado que el viernes y el sábado serán días parecidos y no se esperan apenas lluvias en España, excepto alguna llovizna en el Cantábrico y en puntos del litoral sureste de la Península aunque, no serán intensas.

Sobre las temperaturas ha dicho que subirán ligeramente en el este y en el norte y de nuevo serán altas en el suroeste. De nuevo se recuperarán los 37 a 38 grados centígrados en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir; en el valle del Duero y el alto Ebro rondarán los 33 a 35 grados centígrados.

En general la jornada será calurosa y con valores algo más altos de lo normal en el Ebro, mientras que en el resto se esperan temperaturas normales para estas fechas.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.