Un agente de Servicio marítimo de la Guardia Civil.
Un agente de Servicio marítimo de la Guardia Civil. GUARDIA CIVIL - Archivo

Durante el transcurso de esta campaña se ha procedido a la inspección de un total de 45 embarcaciones. Las denuncias se han presentado por ausencia de las pertinentes autorizaciones para el desarrollo de actividades mercantiles y por carecer del título habilitante de los patrones.

La Dirección Insular de la Administración General del Estado en Ibiza y Formentera ha coordinado a organismos públicos con competencias en el control y vigilancia del dominio público marítimo terrestre como Capitanía Marítima, Delegación de Costas y Guardia Civil para el desarrollo de una campaña específica de inspecciones de fondeos ilegales, puntos no habilitados de embarque y desembarque y embarcaciones con fines lucrativos.

Esta campaña específica se ha desarrollado durante un periodo de diez días, focalizándose principalmente en las zonas de Talamanca, Ses Salines, Bahía de Sant Antoni e Illetes, destacando la implicación de la embarcación Sa Costera del Servicio Marítimo, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) y la Patrulla Fiscal de la Guardia Civil, así como inspectores de la Delegación de Costas.

También se han interpuesto denuncias por fondeos ilegales, así como por la recogida de personas en puntos no habilitados, una infracción relacionada con la actividad mercantil de transporte de viajeros que vienen realizando empresas con sede en la península que ejercen esta actividad en Ibiza durante la temporada estival.