En esta comarca, según ha informado UPA-UCE en nota de prensa, últimamente se han presentado más de un centenar de denuncias de robo de todo tipo de material de riego, aperos y gasoil en naves y casetas.

Estos robos suponen, además de la pérdida de las herramientas y consumibles de la explotación, un daño material por destrozos ocasionados por el acto vandálico, a lo que hay que añadirle el daño económico que se produce al "entorpecer el funcionamiento normal de la explotación, como el no poder regar y hacer las labores necesarias".

En esta línea, la situación vivida por los agricultores de la comarca se ha puesto en conocimiento de los respectivos ayuntamientos, ha apuntado la organización profesional agraria.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.