Rueda de prensa tras la junta de gobierno local de Lugo.
Rueda de prensa tras la junta de gobierno local de Lugo. EUROPA PRESS

Los servicios sociales de la ciudad de Lugo no habían recibido ninguna alerta o denuncia sobre las condiciones en las que vivía el bebé de dos meses que permanece ingresado en el HULA por supuestos malos tratos.

Así lo ha dicho el portavoz socialista del gobierno local de Lugo, Miguel Fernández, que ha confirmado que este miércoles continúan las labores de "limpieza" de la vivienda donde vivía el menor con sus padres, en el número 23 de la calle Irmáns Carro, donde se han encontrado grandes cantidades de basura y objetos, en lo que fuentes de la investigación han calificado como un "estercolero".

Fue el juzgado el que ordenó tras la detención de los padres la limpieza de la vivienda, "por salud pública en el entorno y por posibles infecciones en el edificio".

A la vista de lo que allí se encontraron los operarios de limpieza, "fue necesario reforzar ese servicio con personal de Urbaser", que este miércoles continúan con los trabajos en el interior del piso. Una vez que se concluya, ha dicho Miguel Fernández, "se procederá tanto a la desratización como a la desinfección del edificio".

Tras la Xunta de Goberno, el portavoz ha confirmado, no obstante, que no existía ninguna denuncia en los servicios sociales municipales sobre esta situación y que este departamento no tenía constancia, algo de lo que se ha mostrado sorprendido. "En todo caso, quiero agradecer a los servicios sociales, de medio ambiente y de salud pública la agilidad que tuvieron para responder a esto", ha dicho.

Consulta aquí más noticias de Lugo.