Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la puerta de La Moncloa. EFE

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, visitará este jueves Gran Canaria para conocer la evolución del incendio forestal declarado el pasado sábado, que ha afectado a unas 10.000 hectáreas y que podría quedar estabilizado este miércoles.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha informado en rueda de prensa de que el presidente llegará a la isla sobre las 10 de la mañana y sobrevolará la zona afectada para ver las consecuencias del incendio.

Sánchez se reunirá posteriormente con autoridades y técnicos para "apoyar y dar cariño a todos los que han sufrido estos días", ha dicho Robles.

La ministra ha avanzado que esta tarde se dará por estabilizado el incendio y que los todos los evacuados podrán volver a sus casas.

"Dará todas las explicaciones oportunas", ha añadido Robles, quien ha defendido que el Gobierno en funciones estos días "en ningún momento ha regateado ningún medio", sino que todos los que se han considerado necesarios se han puesto a disposición del Gobierno de Canarias.

Sánchez regresa a Moncloa

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ya se encuentra en el Palacio de la Moncloa tras poner fin a las vacaciones que se tomó junto a su familia en el Palacio de las Marismillas, en el Parque Nacional de Doñana, han informado fuentes del Ejecutivo.

Sánchez se tomó unos días de descanso con su familia a partir del pasado viernes 9 de agosto, cuando tuvo lugar el último Consejo de Ministros previo al breve parón estival. El jefe del Ejecutivo se instaló en el Palacio de las Marismillas que el Estado posee en el Parque Nacional de Doñana en Huelva.

El viernes Sánchez presidirá el Consejo de Ministros y el domingo por la tarde participará en una cena con los jefes de Estado y de Gobierno que asisten a la cumbre del G7 en Biarritz (Francia), invitado por el anfitrión de la cita, el presidente francés, Emmanuel Macron.

La participación de Sánchez en la cumbre del G7 se limita a la cena del domingo y no se extiende al resto de reuniones que mantendrán los miembros del G7. Está por concretar si, aprovechando su desplazamiento a Biarritz, Sánchez pudiera hacer un alto en el País Vasco para entrevistarse con responsables del PNV para hablar de una nueva investidura.