Cardenal George Pell
El cardenal George Pell llega a la Corte en Melbourne (Australia). David Crosling / EFE

Un tribunal australiano ha ratificado este miércoles la condena a seis años de cárcel por pederastia impuesta al cardenal George Pell, el antiguo tesorero y exnúmero tres del Vaticano.

La presidenta del Tribunal Supremo de Victoria, Anne Ferguson, dijo al inicio de la lectura del voluminoso fallo que dos de los tres jueces desestimaron la apelación presentada por la defensa del cardenal.

Pell, que está encarcelado desde febrero, se convirtió en diciembre en el máximo jerarca de la Iglesia católica en ser declarado culpable de cinco cargos de pederastia, entre ellos por penetración oral, contra dos niños del coro del colegio St Patrick's de la ciudad de Melbourne, entre 1996 y 1997.

Las víctimas, aliviadas con su condena

Una de las dos víctimas del cardenal George Pell, identificado solamente como "J", se declaró "aliviado" después de recibir esta noticia.

"Espero que todo termine. He arriesgado mi privacidad, mi salud, mi bienestar, mi familia. No he dado ninguna indicación a mi abogada en relación a una demanda de indemnización. No es una cuestión de dinero, ni nunca lo ha sido", añadió "J".

El fallo no supone el final de la batalla legal del cardenal de 78 años quien se mostró "obviamente contrariado" y cuyo equipo legal "examinará a profundidad la decisión para determinar si la apela ante el Tribunal Superior", según indicó una portavoz a través de un comunicado.

El prelado, encarcelado desde febrero, permanecerá en prisión hasta al menos 2022, fecha en la que podrá salir en libertad condicional, y seguirá en el registro de pederastas, a menos de que prospere alguna de sus apelaciones.

A las puertas de los tribuanales, un grupo de personas agradecía con pancartas el veredicto de los jueces y pedían justicia para "J" ("Justice for Witness J").