Así, según se recoge en la resolución publicada este martes en el Diario Oficial de Galicia (DOG), la Xunta ha autorizado un incremento de 90.000 euros en la dotación inicial del programa para este ejercicio, por lo que dispondrá de 290.000 euros, debido a que el importe de las subvenciones correspondientes a las solicitudes presentadas superó lo previsto inicialmente, según ha indicado en un comunicado el Ejecutivo autonómico.

"Esta ampliación, en todo caso, no implicará la apertura de otro plazo para presentar nuevas solicitudes ni el inicio de un nuevo periodo para resolver las ya presentadas por parte del IGVS", ha destacado.

Entre los requisitos que se recogían en la convocatoria del programa de este año, el inmueble objeto de la actuación puede ser propiedad de sus moradores o del ayuntamiento, pero en ambos casos la ayuda debe ser solicitada por la propia administración local.

Asimismo, los ocupantes de las viviendas deben acreditar que sus ingresos no superan una vez el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples y la casa tendrá que destinarse a solucionar problemas de infravivienda durante un plazo no inferior a cinco años. El importe de la ayuda equivaldrá al 95% del coste de la obra de rehabilitación, con un límite máximo de 15.000 euros por vivienda.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.