El detenido como presunto autor de la muerte de su mujer en Jaén pasa a disposición judicial.
El detenido como presunto autor de la muerte de su mujer en Jaén pasa a disposición judicial. Francis J. Cano - Europa Press

Así lo han indicado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), desde el que se ha explicado que el hombre está investigado por un presunto delito de homicidio.

Su traslado para comparecer en la citada sede judicial, ubicada en la calle Las Minas, se ha producido en torno a las 10,00 horas desde la Comisaría Provincial de la Policía Nacional, donde permanecía desde que el domingo fue arrestado en su vivienda.

Fueron familiares de la víctima los que sobre las 12,10 horas de ese día dieron la voz de alarma después de hallar el cuerpo de la mujer, de 73 años y que estaba en trámites de separación de su marido, en el domicilio, una casa unifamiliar situada en el número 13 de la calle Francisco Ayala García Duarte, en el barrio de Santa Isabel.

No obstante, desde el primer momento se apuntó a la posibilidad de que la agresión se hubiera podido producir antes, dado que la declaración del presunto agresor era "contradictoria" con los signos en el cadáver. Por ello, se estaba pendiente del forense, según apuntó este lunes la subdelegada del Gobierno, Catalina Madueño.

Finalmente, el resultado de la autopsia practicada al cuerpo de la mujer en el Instituto de Medicina Legal (IML) apunta que el crimen habría sido perpetrado el viernes por la noche, según fuentes de la investigación consultadas por Europa Press.

Con ella, se eleva a 40 el número de mujeres víctimas mortales de la violencia de género en España en lo que va de 2019, doce más que en el mismo periodo del año anterior, según confirmó también este lunes el Gobierno en funciones. Además, ya son 1.015 asesinadas desde 2003, momento en que empezaron a contabilizarse.

De las 40 víctimas mortales de este año sólo ocho habían denunciado a su presunto agresor y dos de ellas no continuaron con el proceso. En cuatro de los casos en los que sí existía denuncia, se adoptaron medidas de protección y en tres, estas medidas estaban vigentes en el momento del crimen.

En el caso de Dolores, la vecina de Jaén asesinada, no existía denuncia previa por violencia de género sobre su marido ni constaban en los archivos Viogen (Sistema de Seguimiento Integral a Víctimas de Violencia de Género), según explicó la subdelegada, quien añadió que el Juzgado de Violencia sobre la Mujer se hacía cargo de la investigación tras inhibirse a su favor el de Instrucción número cuatro, de guardia cuando trascendieron los hechos.

Consulta aquí más noticias de Jaén.