Fósiles de Libros conservados en el Museo de Historia Natural de Londres.
Fósiles de Libros conservados en el Museo de Historia Natural de Londres. DGA.

Han liderado esta investigación Valentina Rossi, del University College Cork (Irlanda) y su supervisora, Maria E. McNamara, quienes han llevado a cabo este estudio en colaboración con un equipo internacional de químicos de Estados Unidos y Japón, para presentar los resultados del uso de las últimas tecnologías de sincrotrón para analizar la composición de los melanosomas en organismos fósiles y actuales.

Los resultados obtenidos consisten en el establecimiento de un nuevo modo de reconstruir la anatomía de vertebrados extintos mediante el estudio de la composición química de los melanosomas fosilizados correspondientes a sus órganos internos.

Ello es debido a la constatación de que la composición química de los melanosomas está relacionada con el órgano al que pertenecen, lo que permite identificar piel, pulmones, hígado, intestinos, corazón e incluso tejido conectivo.

MELANINA

Estas nuevas aportaciones son una consecuencia del descubrimiento, realizado recientemente, de que la melanina es abundante, además de en piel y plumas, en los órganos internos de anfibios, reptiles, aves y mamíferos actuales.

Esta publicación se enmarca en una línea de investigación que fue premiada en 2017 en la decimoquinta edición del certamen científico-divulgativo que convoca anualmente la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis y que se detalla en la publicación de esta Fundación titulada 'Una historia de muerte, melanina y azufre'. Además, algunos fósiles semejantes a los que protagonizan el novedoso estudio forman parte de las exposiciones de Dinópolis.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.