Miembros de la secta apocalíptica rusa se niegan a abandonar su encierro bajo tierra

  • En noviembre 35 miembros de la secta se encerraron en una cueva.
  • Según una mujer que salió, quedan nueve personas dentro.
  • Dijeron que saldrían ayer 27 de abril, pero han cambiado de opinión.
El líder de la secta rusa. (Foto: REUTERS)
El líder de la secta rusa. (Foto: REUTERS)
REUTERS

Uno de los miembros de la secta apocalíptica rusa que espera en una cueva la llegada del fin del mundo aseguró que no abandonarán hoy su encierro ni lo harán probablemente antes de la festividad de la Trinidad, a mediados de junio.

"Nuestra gente se acercó anoche a la cueva y trató de entrar en contacto con los compañeros. Sin embargo, ni el padre Vasili, líder de los que permanecen bajo tierra, ni ninguna otra persona se comunicó con nosotros", señaló Serguéi, hijo de Vitali Nedogón, uno de los líderes de los sectarios.

Según el portavoz, tan sólo se escucharon cánticos religiosos, lo cual demuestra que los sectarios mantienen su decisión de no comunicarse con el exterior. "Se puede decir al ciento por ciento que sus planes de abandonar la cueva han cambiado", agregó, citado por la agencia RIA-Nóvosti.

Oleg Melnichenko, vicegobernador de la región de Penza, situada a unos 600 kilómetros al sudeste de Moscú, informó ayer por la tarde que los miembros de la secta abandonarían probablemente su encierro esta mañana.

Muerte de dos sectarios

Una de las mujeres que ya abandonó la cueva afirmó que bajo tierra todavía se encuentran nueve sectarios y aseguró, al igual que Nedogón, que durante el encierro fallecieron dos personas, información que aún debe ser verificada por las autoridades.

El pasado mes de noviembre, 35 miembros de la secta La auténtica Iglesia Ortodoxa Rusa se encerraron en una cueva para esperar la llegada del fin del mundo. A finales de marzo y principios de abril, 24 sectarios, entre ellos cuatro niños, salieron a la superficie tras sendos derrumbamientos de tierra.

El pasado 26 de marzo, los adeptos anunciaron su intención de abandonar su encierro el próximo 27 de abril, cuando se celebra la Pascua Ortodoxa en Rusia. En el habitáculo subterráneo los sectarios han hecho acopio de víveres, agua y varias bombonas de gas y bidones de gasolina, suficientes para resistir hasta finales de este mes, cuando según sus cálculos debería tener lugar el Apocalipsis.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento