Pablo Casado
Pablo Casado (dcha) y Alberto Garzón EFE

Este lunes, el presidente del Pablo Casado reaparecía después de varias semanas de vacaciones para asistir a la investidura de la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Además, lo ha hecho presentando un aspecto diferente al que acostumbra: el líder popular se ha dejado crecer una barba completa de varios días. Además, presentaba un corte de pelo más apurado del que lucía antes del verano.

No es la primera vez que el líder popular se deja crecer el vello facial, pues ya en el año 2017 probó con este 'look'.

En ambas ocasiones, han sido varios los medios y usuarios de redes sociales que han señalado el parecido físico que adquiere con Alberto Garzón, que acostumbra a llevar una barba similar. El aspecto desenfadado del nuevo look de Casado ha hecho saltar todas las alarmas en las redes y lo comparan con el político de Izquierda Unida.

Otros comparan al líder popular con otros dirigentes del espectro político español como son Santiago Abascal e incluso Felipe VI.

Sin embargo, Casado ha asegurado que se trata de un cambio pasajero, ya que lo atribuye exclusivamente al período veraniego.

Algunos atribuyen este cambio a que sus consejeros han sugerido este cambio de aspecto para dar una imagen mas madura. Otros relacionan este cambio con el la vuelta de las vacaciones.

Durante las últimas semanas, el presidente del Partido Popular ha estado pasando las vacaciones con su familia en su pueblo, Las Navas del Marqués (Ávila). Sin embargo, se espera que próximamente se reúna con Pedro Sánchez como parte de una nueva ronda de contactos con los líderes de los partidos de cara a recabar apoyos para una posible investidura del ahora presidente en funciones.