Carnero (en el centro de la imagen, al fondo), preside la reunión del Grupo de Trabajo contra el topillo.
Carnero (en el centro de la imagen, al fondo), preside la reunión del Grupo de Trabajo contra el topillo. JCYL

El consejero, Jesús Julio Carnero, quien ha presidido este lunes la reunión del Grupo de Trabajo Interadministrativo contra esta plaga, ha pedido a todas las administraciones "seguir actuando y participando en una estrategia continua e integral" de lucha y prevención del topillo campesino como se está actuando hasta ahora.

Otra de las medidas que tienen una "especial incidencia" es, como ha destacado el consejero, la "lucha biológica", en la que en esta campaña han estado activos en la depredación de estos roedores aproximadamente 1.500 cajas nido instaladas para rapaces.

Las distintas administraciones que forman parte del Grupo de Trabajo han facilitado los datos e incidencias sobre las medidas que en marcha en las provincias de Palencia, Valladolid, León, Zamora y Burgos. Estas medidas, como ha destacado Carnero, están contribuyendo a "destruir las huras del topillo campesino" y "solamente actuando de esta forma coordinada e integral se pueden proceder de manera activa en tantos municipios y en tantos kilómetros de reservorios y vías de dispersión del topillo campesino".

Los datos facilitados por las administraciones, y el seguimiento hecho por los grupos de trabajo provinciales, confirman que "se ha actuado ya en todas las zonas prioritarias lo que está permitiendo luchar y prevenir la presencia de este roedor en esos espacios".

ASUNTO "COMPLEJO"

Como recuerda la Consejería, la lucha contra los repuntes poblacionales del topillo campesino son "un asunto complejo" por diversos aspectos como "la rápida capacidad" de reproducción de este roedor, los factores climáticos, la diversidad de ecosistemas donde se reproduce y alimenta y la cubierta vegetal en reservorios y vías de dispersión. La interacción entre todos estos condicionantes influyen a la hora de gestionar una adecuada estrategia de lucha continua e integral.

Dentro de las actuaciones que se vienen realizando, destaca el volteo o arado del suelo agrícola para la destrucción de huras y disminución de la población de topillos situada en zona agrícola.

Además, por parte de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural se realizan diferentes actuaciones entre las que se pueden resaltarse la emisión de recomendaciones y avisos preventivos y de lucha a través de diferentes dependencias y medios que se han emitido desde otoño e invierno 2018 y se han reforzado en primavera y verano 2019.

Las últimas recomendaciones de junio incluyen, además del laboreo, cuestiones como qué hacer tras la cosecha, el manejo particular de forrajes y alfalfas, el manejo del riego o la importancia del control biológico. También se avisó a los ayuntamientos más afectados.

A estas medidas se han sumado las que se están realizando por Grupo de Trabajo Interadministrativo de Colaboración en Lucha Integral contra el Topillo Campesino para la destrucción de huras en reservorios y vías de dispersión; medidas que se han reportado en la reunión de esta mañana. Además, el consejero ha pedido a las diferentes administraciones que se siga colaborando y participando en esta estrategia continua e integral de lucha y prevención del topillo campesino como la que se está actuando de forma pionera.

LUCHA BIOLÓGICA

Otra de las medidas que están teniendo una especial incidencia en la lucha integral contra el topillo campesino es la lucha biológica. En aquellos municipios en los que se ha aumentado la presencia de rapaces se ha podido verificar una disminución sustancial de este roedor. Aunque los datos no son definitivos se calcula que en esta campaña han estado activos en la depredación de estos roedores aproximadamente 1.500 cajas nido instaladas para rapaces.

La Administración Autonómica emite una serie de recomendaciones para los agricultores destinadas a eliminar posibles reservorios. Entre otras medidas, se indicaban los beneficios de voltear la tierra a la mayor profundidad posible lo que se está llevando a cabo en muchas de las tierras de labor de las zonas más afectadas. El resto de medidas se centran en el manejo tras la cosecha, en parcelas de forrajes y alfalfas y en tierras con riego.

En la reunión de este lunes han participado, además de los miembros de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, los representantes de la Delegación del Gobierno; la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD); las demarcaciones de carreteras del Estado; el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif); las diputaciones de Palencia, Valladolid y Zamora y las consejerías de Fomento y Medio Ambiente y Sanidad.

Todas las decisiones tomadas en estos encuentros se consensuan entre las distintas administraciones y se fijan también unos criterios de prioridad de acción teniendo en cuenta el nivel de presencia de topillo campesino en cada zona.

Los grupos de trabajo de coordinación en las cinco provincias con mayor presencia de topillos como son Palencia, Valladolid, León, Zamora y Burgos, que están presididos por los delegados territoriales siguen coordinando las labores de las distintas administraciones en cada provincia.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.