Se trata de una medida que se ha desarrollado durante los últimos cuatro años y que consiste en anticipar a los ayuntamientos parte de los impuestos municipales recaudados por el Organismo Autónomo de Recaudación y Gestión Tributaria (OARGT).

En esta ocasión se han ingresado un total de 13.777.398 euros, correspondientes al 12% de la cantidad que se les solía pagar en el mes de febrero del año siguiente al de la recaudación.

Según ha explicado la presidenta provincial, Rosario Cordero, se trata de una decisión que se tomó para "aportar liquidez a los municipios para afrontar el último cuatrimestre del año, de modo que sientan un respaldo para seguir ofreciendo a sus vecinos servicios de calidad".

Una ayuda que, a su juicio, es recibida de forma "muy especial" ya que "este ha sido un año electoral y a algunos ayuntamientos han llegado alcaldes y alcaldesas nuevos".

Además, Cordero ha destacado que este adelanto no genera ningún gasto o interés a los ayuntamientos, ya que la diputación cacereña lo hace de oficio con todos los municipios cuyos impuestos son recaudados por el OARGT, incluyendo ciudades como Cáceres y Plasencia.

Así, anteriormente era en febrero del año siguiente cuando se entregaba a los ayuntamientos el 25% de la recaudación, mientras que ahora se adelanta de esa cantidad un 12%, que se entrega en agosto del mismo año para facilitar el término del ejercicio presupuestario, informa la institución provincial en nota de prensa.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.