Papelinas de cocaína.
Papelinas de cocaína. GUARDIA CIVIL - Archivo

Según han informado en nota de prensa, la primera de las actuaciones tuvo lugar la madrugada del 10 de agosto en el interior de un establecimiento hostelero, cuando agentes de la Guardia Civil observaron a un varón que, al percatarse de la presencia policial, arrojó al interior de la barra del local un bulto.

Ante este hecho, los Agentes examinaron el contenido de lo arrojado, resultando ser un calcetín en cuyo interior hallaron 29 envoltorios de plástico, conteniendo todos ellos una "sustancia purulenta de color blanquecino".

Por ello, se procedió a identificar a este varón "el cual mostró en todo momento una actitud violenta y esquiva", según han señalado desde la Guardia Civil, siendo detenido como presunto autor de un delito de resistencia a Agentes de la Autoridad. Del análisis de los envoltorios se supo que éstos contenían 16 gramos de cocaína, que se hallaban dispuestos para su venta y distribución por lo que también se le detuvo por un delito de tráfico de drogas.

La segunda de las actuaciones tuvo lugar el pasado día 14 de agosto a las 13.40 horas cuando Agentes de la Guardia Civil realizaban un punto de verificación de personas y vehículos, en la localidad de Pola de Lena, procediendo a dar el alto a un vehículo.

Ante el nerviosismo mostrado por el conductor y único ocupante del vehículo, los agentes decidieron realizar un registro superficial de sus pertenencias, hallando debajo de la camiseta y metido un poco entre los pantalones un envoltorio de plástico de color verde, y posteriormente hallando otro envoltorio de menores dimensiones.

Del análisis de ambos envoltorios se supo que contenían 113 gramos de cocaína, por lo que esta persona fue detenida como presunto autor de un delito de tráfico de drogas. Los detenidos una vez instruidas las diligencias policiales correspondientes fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Consulta aquí más noticias de Asturias.