El arrestado se encontraba, a las 19.00 horas del día 17 de agosto, al otro lado de los setos de la zona de la piscina del club. Se colocó enfrente, comenzó a masturbarse mirando hacia el interior de la zona de baño y fue visto por un matrimonio que estaba tomando el sol en compañía de sus tres hijas de 7, 10 y 13 años, según ha indicado la Policía Nacional a través de un comunicado remitido a Europa Press.

El padre de las tres niñas se acercó al presunto autor exigiéndole que desistiera en su acción. Tras ver que continuaba por la zona, llamó a la Policía y comunicó lo sucedido al responsable de seguridad de las instalaciones.

Agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana se personaron inmediatamente en el lugar y realizaron una batida por la zona que tuvo como resultado la detención del presunto autor en el interior de un vehículo.

El detenido pasó a disposición judicial el día 18 de agosto y quedó en libertad con cargos.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.