Móvil
Imagen de un teléfono móvil cargando la batería de manera inalámbrica. Seawhelan / WIKIPEDIA

La carga del móvil es uno de los grandes quebraderos de cabeza para los usuarios de telefonía, pero poco a poco vamos conociendo hechos que nos permiten afinar mejor para sacar todo el rendimiento a nuestro terminal. Ahora, un estudio revela que la opción de usar un cargador inalámbrico no es una buena idea.

La American Chemical Society ha explicado que la tecnología que se usa en los dispositivos de cara inalámbrica crea diferentes fuentes de calor que desgastan la batería del móvil a mayor velocidad, acortando su vida útil.

Compararon las cargas de un teléfono usando un cargador normal, con cable, uno inalámbrico alineado y no inalámbrico no alineado. En el primer caso, el móvil alcanzó una temperatura máxima de 27º C, manteniéndola de manera constante. Los otros dos métodos, en cambio, pusieron al teléfono a 30,5º C, con bastantes variaciones, además.

La conclusión de la ACS es que el calor acorta la vida útil de las baterías y por eso se recomienda la carga con cable. Si no hay alternativa, se recomienda cargar el teléfono sin carcasa o funda.