De hecho, solo Ciudad Real cuenta con un precio inferior, que se rebaja hasta los 156 euros mensuales, mientras que Barcelona, con 442, San Sebastián, con 425 y Palma de Mallorca, con 417, son las más caras para compartir piso.

La mayor oferta de pisos compartidos se encuentra en la ciudad de Madrid, que acumula el 34,1 por ciento de toda España. Esta cifra se suma a la de Barcelona (19,2%), Valencia (9,2%), Sevilla (5,6%) y Granada (3,5%). Además, el total de oferta de habitaciones ha incrementado un 26,9 por ciento en el conjunto del país.

Aunque el coste de estos pisos se haya encarecido a nivel nacional (2,9%), en Madrid no ha registrado las mayores subidas. De esta forma, las ciudades con mayores subidas han sido Pamplona (15,8%), Almería (13,3%), Alicante (12%) y Logroño (10,3%) y las más bajas Cádiz (6,1%), Ciudad Real (4,7%) y Burgos (2,5%).

Por otro lado, el perfil de las personas que comparten piso en España no ha presentado grandes cambios con respecto al año anterior, salvo en la edad media, que ha caído hasta los 30 años. Así, se trata de una persona que vive en el centro de las grandes ciudades, no fuma ni permite que se fume en la vivienda y no tiene ni admite mascota.

En el conjunto del país, en el 71 por ciento de los pisos compartidos conviven hombres y mujeres mientras que el 24,9 por ciento tienen únicamente habitantes femeninas y el 4,1 por ciento compañeros masculinos.

La edad media de los habitantes de un piso compartido varía en función de la zona geográfica donde Madrid ha bajado a los 29 años, una cifra inferior a ciudades como Palma o Vitoria (34 años), Las Palmas de Gran Canaria o Santa Cruz de Tenerife (33), San Sebastián, Cádiz, Alicante, Santander o Lleida (32) o Barcelona (31).

Las ciudades donde la edad media de los pisos compartidos es más baja son Jaén, Córdoba y Salamanca con 26 años, seguidas de Ciudad Real, Segovia, Granada y Valencia con 27 años.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.