Riells
Imagen de la playa de Riells de L'Escala, en Girona. GOOGLE STREET VIEW

Cinco personas han muerto este sábado por ahogamiento en cuatro sucesos ocurridos en diferentes lugares de la geografía española. En uno de los casos, las víctimas son un niño de 4 años y su padre, de 29.

Según ha informado Protección Civil de la Generalitat en un comunicado, las dos víctimas mortales son de nacionalidad francesa. Las fuentes han informado de que a las 15:22 horas el teléfono de emergencias 112 ha recibido varias llamadas informando de que había un niño ahogado en la playa de Riells, en la Costa Brava.

El servicio de socorrismo de la playa ha rescatado al niño del agua en estado inconsciente y lo ha llevado a la arena, donde le han practicado las maniobras de reanimación cardiopulmonar hasta la llegada del Sistema de Emergencias Médicas (SEM), que ha continuado con las maniobras de reanimación, que han resultado infructuosas.

La madre, que estaba en el lugar, ha alertado de que también faltaba el padre del niño y que ambos se habían metido en el agua juntos. Se ha activado entonces el dispositivo de búsqueda con una embarcación y una moto acuática del servicio de socorrismo.  

En el dispositivo de búsqueda han participado también el helicóptero de los Mossos, los Bomberos de la Generalitat y Salvamento Marítimo (SASEMAR). El helicóptero de los Mossos ha localizado con la cámara térmica el cuerpo del hombre a las 16:59 horas, en una zona de unos tres metros de profundidad. 

Una embarcación con personal de emergencias le ha acercado hasta la playa, donde efectivos del SEM le han practicado maniobras de reanimación cardiopulmonar que también han resultado infructuosas.

El SEM ha activado el protocolo de apoyo psicológico para atender a la mujer y también ha desplazado dos ambulancias, el helicóptero medicalizado, y personal del Centro de Atención Primaria (CAP) de l'Escala.

La playa de Riells de la Escala dispone de servicio de vigilancia y socorrismo y en el momento del suceso ondeaba la bandera verde (baño permitido), según las fuentes.

En Calella

También en la comunidad catalana se ha producido otro fallecimiento por ahogamiento. Un hombre de unos 70 años ha muerto ahogado este sábado a mediodía en la playa de Garbí, en Calella (Barcelona), han informado el servicio de Emergencias de la Generalitat.

Con esta nueva víctima mortal y las de Riells, son ya 21 las personas que han muerto ahogadas en las playas catalanas en lo que va de verano.

El hombre se encontraba en el agua y ha sido rescatado inconsciente por una embarcación particular que lo ha trasladado hasta la arena, donde el servicio de socorrismo de la playa le ha realizado las primeras maniobras de reanimación cardiopulmonar.

El teléfono de emergencias 112 ha recibido después, hacia las 12:08 horas, el aviso del suceso y ha enviado al lugar dos ambulancias del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

Efectivos del SEM han realizado nuevas maniobras de reanimación cardiopulmonar al hombre, que seguía inconsciente, pero estas han resultado infructuosas.

El hombre iba indocumentado, por lo que hasta ahora se desconoce su identidad, su edad exacta y su nacionalidad. En este suceso también han intervenido dos patrullas de los Mossos d'Esquadra, que están investigando la identidad de la víctima.

La playa de Garbí dispone de servicio de vigilancia y socorrismo y en el momento del suceso ondeaba la bandera verde, según las fuentes.

En Castellón

Un hombre de 68 años ha fallecido este sábado tras ser rescatado con síntomas de ahogamiento en una playa de Almenara (Castellón), según ha informado el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (Cicu).

Los hechos han tenido lugar alrededor de las 13.35 horas, cuando el Cicu recibió el aviso de la presencia de un hombre con síntomas de ahogamiento.

Hasta el lugar se ha desplazado un SAMU. El equipo sanitario le ha practicado maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), pero finalmente el hombre ha fallecido, según las mismas fuentes. 

En Galicia

Las fuerzas de seguridad investigan la muerte de una mujer de 86 años cuyo cadáver apareció anoche en el interior de un lavadero situado en Ameal, en la parroquia de Santa María do Campo, en el ayuntamiento pontevedrés de Marín. Según ha informado este sábado el 112 Galicia, tanto la Policía Nacional como un particular alertaron del suceso a las 21:00 horas.

Al lugar se desplazó personal de Urgencias Sanitarias, Bomberos de O Morrazo, Policía Local y Protección Civil de la localidad. En estos momentos, las fuerzas de seguridad tratan de esclarecer las causas del suceso, pero todo apunta a que la señora cayó al lavadero y se ahogó.