En concreto, el de Otero de Herreros, que llegó a alcanzar el nivel 1 ante la posibilidad de que las llamas afectaran a una línea ferroviaria, una estación eléctrica, una urbanización y la AP-61, ha afectado a 4,5 hectáreas de pasto. En el de Villalba de la Lampreana las llamas han arrasado nueve hectáreas de arbolado, matorral y pasto. Por último, la superficie calcinada en el de Villanueva de Azoague ha sido de media hectárea de pasto.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.