Kate Middleton y Meghan Markle
La duquesa de Cambridge, Kate Middleton, y la duquesa de Sussex, Meghan Markle, en el torneo de Wimbledon de 2018. GTRES

Cada año, el portal YouGov realiza una encuesta para saber qué popularidad tiene entre los británicos su casa real. Y, dentro de esta, quién aprueba o quién es repudiado. Es decir, si en los últimos 365 actos los actos de cada miembro de la realeza han sentado o no bien entre la ciudadanía.

Hay que empezar diciendo, además, que ninguno de ellos se salvaría de un posible referéndum, pues solo el 24% de los encuestados tiene una opinión completamente positiva de los Windsor (aunque cualquiera lo diría habiendo batido este año el récord de venta de souvenirs).

Empezando por la cabeza de la lista, se produce un cambio con respecto al año pasado: si bien en 2018 la encuesta decía que el príncipe Harry era el más popular con un 77% de aclamación, este año le ha ganado su abuela. Porque sí, es la reina Isabel II quien encabeza la lista con un 72% de opiniones positivas.

Luego, esta vez sí, el duque se Sussex, que baja hasta un 71%, también debido a la multitud de polémicas que han empañado el que se preveía como su año, con el nacimiento de su hijo Archie, al que, por otra parte, los británicos hubiesen preferido ver en más ocasiones y no la política de privacidad que mantienen con él.

Es por ello que en tercer lugar aparece su hermano, el duque de Cambridge, con unn 69% de valoraciones positivas. El príncipe Guillermo, sin embargo, mejora los resultados de Isabel II y Harry en cuanto opiniones negativas y neutrales, puesto que si la reina tenía 10% de negativas y 17% de neutrales y el duque de Sussex 9/17, el heredero obtiene 8% negativas y 22% neutrales.

A partir del podio hacia abajo es, en definitiva, en lo que se han centrado los diferentes medios. Porque en la búsqueda de carnaza han creado una especie de duelo entre Kate Middleton y Meghan Markle por ver cuál de las  dos se llevaba el favor del pueblo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de The Royal Family (@theroyalfamily) el6 Jul, 2019 a las 8:23 PDT

Y la ganadora de este particular lance es, con bastante diferencia, la duquesa de Cambridge. Kate Middleton se sitúa en cuarta posición con un 64% de críticas positivas, 10% de negativas y 22% neutrales, mientras que la diferencia o no han oído hablar de ella o no saben/no contestan.

Lo curioso es que tres de los cinco adjetivos con los que la describen coinciden con los de Meghan Markle: Buen modelo a seguir, genuina, atractiva, bella y admirable, siendo estos tres últimos los usados también para definir a la duquesa de Sussex.

Esta, por su parte, no aprueba, quedándose en sexta posición con un 49% de críticas positivas, 16% negativas y 28% neutrales. Los dos calificativos restantes que le presuponen a la exactriz son segura de sí misma y encantadora.

Eso sí, es la misma posición que ocupó el año pasado, aunque con seis puntos menos, siendo nuevamente superada por el duque de Edimburgo, quien a sus 98 años aún conserva un 54% de críticas positivas (aunque también un 21% de negativas).

Lo cierto es que el perfil más protocolario y menos rompedor con las tradiciones de los duques de Cambridge juega en su favor contra los más díscolos y modernos duques de Sussex, aunque hay que destacar que Harry y Meghan triunfan más entre la generación millennial (los más jóvenes) mientras que Guillermo y Kate salen beneficiados del pensamiento de los baby boomers y la generación X. Es decir, de los 35 para arriba, más o menos.

En las siguientes posiciones se encuentran el príncipe Carlos de Inglaterra (7º), la princesa Ana (8º), Zara Phillips, nieta mayor de la reina (9º) y la condesa de Wessex, Sofía, en décima posición.

Por la cola, en décimocuarta posición, aparece la princesa Beatriz de York, con un 24% de opiniones positivas y, en última posición, su padre, Andrés, duque de York, con un 21% de críticas positivas y 36% negativas.  Y eso que en el momento de realizar la encuesta aún no había salido su nombre vinculado al escándalo de la trama Epstein, sobre tráfico y explotación sexual de menores.