El vehículo, con matrícula de Lituania y de gran tonelaje, transportaba 24.000 kilogramos de ácido clorhídrico y los agentes le pararon sobre las 20 horas del viernes cuando se dirigía a Flix (Tarragona).

Le denunciaron por conducir bajo efectos del alcohol con una sanción de 1.000 euros y por circular con un vehículo de estas características por itinerario prohibido -con multa de 500 euros-, mientras que los Bombers trasladaron el camión hasta un estacionamiento especializado en Flix, donde sigue inmovilizado.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.