Open Arms
Varios de los migrantes en la cubierta del barco de la ONG española Open Arms. Francisco Gentico / EFE

España, junto a otros cinco países europeos, está dispuesta a acoger a una parte de los 134 inmigrantes que quedan a bordo del Open Arms en aguas italianas, y algunas comunidades autónomas ya han avanzado que estarían dispuestas a acoger a algunos de ellos.

La última que lo ha hecho ha sido Andalucía, cuyo presidente autonómico, Juanma Moreno, ha afirmado que esta comunidad "siempre ha sido una tierra solidaria".

Estas son las comunidades que han mostrado expresamente su intención de acoger a inmigrantes del barco:

Andalucía

Juanma Moreno aseguraba este fin de semana que Andalucía siempre ha sido una tierra solidaria, pero ha advertido también de que sería necesario "un acuerdo global de todas las autonomías y dejar de utilizar la inmigración con demagogia".

Sobre el Open Arms ya se había pronunciado días antes el alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi' (Podemos), quien informó de que había enviado una carta al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la que ofrecía la ciudad gaditana para que el barco pudiera atracar y desembarcar a los inmigrantes.

El alcalde afirmaba que "permanecer de brazos cruzados" ante esta situación "acusando a quienes luchan por un mundo mejor de no enfrentarse a decisiones importantes, como si enrolarse a salvar vidas en mitad de las olas fuese una decisión nimia, es situarse junto a los Salvinis, Le Pens y Abascales y a las voces que quieren llenar nuestra fronteras de insolidaridad".

Cantabria

El pasado día 9, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, trasladó la disposición de esta comunidad a acoger a estas personas y ha mostrado su tristeza por la "poca sensibilidad" que se está trasladando respecto a ese asunto, "cuando España ha sido un pueblo inmigrante". 

País Vasco

El Gobierno Vasco mostró el pasado día 5 su disposición a colaborar en la acogida de migrantes, como ya la ofreció en el caso del Aquarius hace algo más de un año cuando anunció la disponibilidad a acoger en Euskadi a un 10% de los 629 inmigrantes de dicho buque.

Además, pidió "dar un paso más" y aplicar la Propuesta Share para organizar la acogida de las personas rescatadas por el Open Arms, un planteamiento del Gobierno Vasco que se basa en compartir el principio de corresponsabilidad mediante una fórmula de distribución del esfuerzo de acogida que conjuga tres parámetros.

Los tres parámetros son los siguientes: los ingresos fiscales, con un peso del 50%; la población, con una incidencia del 30%; y el índice de desempleo, con un 20%.

Valencia

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ofreció el pasado día 3 esa ciudad para acoger al Open Arms, si bien recordó que la competencia en política migratoria es del Gobierno central.

Valencia —dijo Ribó— es "una ciudad de acogida, abierta y con un deber ético y humano con las personas que arriesgan sus vidas huyendo del terror, la guerra o la miseria".

En caso de haber atracado el barco en la ciudad, según Ribó, se hubiera desarrollado un operativo similar al desplegado el 17 de junio del pasado año con el buque Aquarius, que atracó con otras dos naves en Valencia en junio del pasado año con 630 inmigrantes rescatados del Mediterráneo.

Extremadura

También a principios del mes de agosto, la Junta de Extremadura se mostró dispuesta a ayudar en la acogida de los inmigrantes y, en concreto, el director general de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID), José Ángel Calle, dijo que podría acoger, al menos, a diez personas.

Este número podría ser ampliado en los días sucesivos y los inmigrantes serían redistribuidas por el propio sistema de la Junta para acoger a personas extranjeras.

Cataluña

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el conseller de Acción Exterior, Alfred Bosch, también ofrecieron el día 2 los puertos catalanes para acoger la embarcación.

El presidente catalán hizo explícita su oferta a través de un mensaje en la red social Twitter que iba dirigido a Open Arms y a su fundador, Oscar Camps, en el que afirmaba que "ante situaciones de bloqueo como la actual, los puertos de Cataluña siempre estarán a vuestra disposición".