Actualmente, y desde la formalización de la denuncia de la Asociación de Vecinos, continúa un dispositivo especial de control de la Policía Local aprobado desde el Ayuntamiento de Cáceres que se alargará en las próximas semanas para asegurar que "no" vuelven a suceder estos "desagradables" incidentes que "no facilitan la buena convivencia entre los vecinos y vecinas de la barriada", señala en nota de prensa el consistorio.

Asimismo, el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha dejado "muy claro" que desde el ayuntamiento se va a ser "implacable" con conductas como ésta o con cualquier otra acción que "no facilite el bienestar en del vecindario de las barriadas cacereñas".

Consulta aquí más noticias de Cáceres.